A vueltas con los formatos físicos

Frozen

El 24 de diciembre de 2010 publiqué un artículo titulado Una señal y una decisión en el que explicaba los motivos que me llevaban a dejar de comprar soportes físicos para libros, música, series y películas. Mucho ha pasado desde entonces y me he mantenido firme sin pestañear y feliz con mi decisión, hasta que los hijos (¿qué haríamos sin los hijos?) me han llevado a replantearme la cuestión, cosa que hice en el Emilcar Daily del pasado 16 de enero.

Ese podcast ha recibido multitud de respuestas, vía comentario, vía email, vía twitter e incluso vía otros podcasts, de manera que lectores y oyentes han puesto en común conmigo sus soluciones y me han dado valiosos consejos y otros interesantes pero que no voy a seguir (no, no me voy a comprar una PS3).

Finalmente mi decisión ha sido que compraremos un Blu-ray pequeño para conectarlo a nuestro actual amplificador/DVD y así poder comprar algunos lanzamientos en ese formato.No es que vayamos ahora a desmelenarnos y crear una colección en Blu-ray similar a la casi 200 DVD que tenemos, pero algo compraremos.

Todo esto lo ha motivado el amor que profesamos a la película Frozen de Disney y nuestra intención de comprarla tan pronto se encuentre a la venta. En su momento vimos en Amazon que la película estará disponible el 26 de marzo de 2014 en dos versiones de Blu-ray: normal (20,93€) y con 3D (26,73€). En DVDGO ofrecen estas mismas versiones a 24,65€ y 31,78€ respectivamente, pero también tienen una edición en caja metálica que allí venden por 28,45€. Los precios sensiblemente inferiores de Amazon corresponden a lo que ellos denominan Precio de Preventa Garantizado y que ya ha causado polémicas en otras ocasiones por incumplimientos.

Ayer mismo iTunes envió su acostumbrado email con las novedades a la venta e incluyó la preventa de Frozen en formato digital, que en HD (que es de lo que se trata) cuesta la friolera de 16,99€. No incluye iTunes Extras.

Mi abandono del soporte físico coincidió con mi abandono de la compra de películas ya que desde entonces nuestro entretenimiento principal lo componen las series de televisión. En estos tres años sólo hemos comprado una película, Harry Potter y las Reliquias de la Muerte (parte 1), que nos costaría seguramente los 12,99€ que cuesta hoy pero que pagamos sin pestañear porque no la pudimos ver en el cine en su momento y ya teníamos las entradas para ver la parte 2 en su estreno en salas.

Sé perfectamente que las ediciones en Blu-ray son un auténtico submundo y que existen literalmente DECENAS de ellas, con las más diversas combinaciones de idiomas, extras y otros contenidos. He investigado un poco y me parece una materia en la que no quiero profundizar, pero he visto que la edición Coleccionista en USA (todavía sin determinar para el mercado español) tiene un precio oficial de 44,99$, la puedes reservar ya en muchos sitios por 22,99$ e incluye (entre otras cosas) versión Blue-Ray, version DVD y iTunes Digital Copy.

El argumento de precio por oferta en defensa del Blu-ray no es nuevo y ha sido esgrimido en muchas ocasiones por los defensores del formato físico. Sin embargo, llegados a 2014, me sorprende todavía mucho la inmadurez del mercado de la descarga digital de películas y cómo ni siquiera Apple, que ha doblegado otros mercados, ha conseguido poner un poco de racionalidad en los precios.

He leído en alguna parte que Frozen estará disponible para descarga digital el 25 de Febrero pero no he encontrado manera de confirmar ese dato vía iTunes. Si fuera así, me sigue pareciendo pobre ventaja para la diferencia de precio.

Que no se diga que no lo hemos intentado 🙁

5 thoughts on “A vueltas con los formatos físicos

  1. Creo que es buena opción, un blu-ray no es una gran inversión y cumple para lo que quieres, al final todos tendremos que hacer eso. Aun que como dijo Patuflinx en su podcast, en cuanto los hijos tengan 2 años más y se acostumbren a lo digital (es la época que les ha tocado vivir) lo mismo el cacharro se queda de comparsa, pero bueno, habrá cumplido su función.
    Con el tema de los precios, me choca el comentario de “en iTunes la friolera de 16€” cuando en el resto son 20, 30 o 40 pavos.
    Gracias por compartir tus experiencias!
    Un saludo.

    1. Digo “friolera” porque entiendo que ahorrándose la impresión, la fabricación, la distribución y, sobre todo, sin extras de ningún tipo (seguramente ni siquiera con el idioma original), el precio de la película en digital debería ser bastante más cercado a los 9,99€ que cuestan los discos de música por regla general.

      1. Tienes razón. Si peli viene tal cual, es un precio caro. Yo ya solo pido que venga en ingles y español y subtitulos duales

  2. Aunque vuelvas al formato físico por poco tiempo como comenta Turbidux, creo que es la opción correcta, y la elección del Blu-ray como formato también por lo que te comenté en mi micropodcast debido a que es más resistente a los rayones que el formato DVD, y considerando que el disco lo podría manipular un niño es algo a tener muy en consideración. Saludos.

  3. Pues yo por el momento voy a seguir con el formato digital a rajatabla y más pensando en mi hijo. Con Plex y Youtube en los iPads podemos enviar a la televisión todo lo que queramos para los tres que estamos en casa y el formato físico aportaría poco.

    Es cierto que los precios digitales siguen estando muy altos y que si encima no vienen con los dos idiomas ya es para cagarse, así que muchas veces no queda más remedio que piratear. Por ejemplo llevo tiempo tratando de comprar LOTR en HD en formato digital y es imposible, no existe aquí en España.

Comments are closed.