Sunlit y el precio de la privacidad

El pasado 16 de enero salió a la venta Sunlit para iPhone, una aplicación de Manton Reece centrada en compartir nuestras fotos con privacidad, reposando en la API de ADN. Según mi experiencia, juntar los términos privacidadADN en la descripción de una aplicación significa diseño ramplón y 5 € de coste.

Y es que hasta la fecha ha sido así. Una de las principales diferencias entre ADN y Twitter es precisamente la privacidad de todos nuestros contenidos en dicha nueva red social, y el hecho de que, API mediante, todo repose sobre nuestra cuenta de usuario y esté siempre bajo nuestro control. Mientras que hay algunos usuarios que poco les importa el uso que se pueda hacer a la foto de su café matutino, hay otros que se piensan y muy mucho dónde irá a parar esa foto que acaban de hacerle a una palmera, y en ese sentido no son pocas las apps de fotografías que presentan el argumento de respaldo en ADN para ganarse el favor del usuario.

En este caso Sunlit te permite crear una historia con tus fotos, a las que puedes añadirles un checkin y comentarios, para compartirla privadamente con otros usuarios de ADN o incluso publicarla en una web que está en su servidor pero que carga las fotos desde tu cuenta de ADN. Mi idea era usarla para sustituir los diarios que hace la iPhoto para iOS; estos diarios son espectaculares pero usar sólo para eso una app que pesa 200 MB no entra en mi definición de racional.

Yo comparto fotos con la familia de muy diferentes formas; lo más habitual es crear un álbum con contraseña en Flickr o también uno de esos diarios de iPhoto, aunque para cosas más efímeras últimamente me decanto por el stream de iCloud, que puedo compartir con usuarios no iOS mediante enlace web. En todos estos casos considero que mis fotos están tratadas con la privacidad correcta y no me preocupa lo más mínimo. Toda vez que la presentación web de Sunlit es realmente pobre, esta app sólo viene a solucionar un problema real y es la posibilidad de crear una de estas historias y que distintos usuarios puedan contribuir a ella con sus fotos, algo que también solucionan los streams compartidos de iCloud desde iOS 7.

Desde mi punto de vista Sunlit aporta nada o muy poco, excepción hecha de leer el manifiesto de su autor sobre la privacidad y poder decir todos “¡Ah, sí, la privacidad!”, mientras nos mesamos la barba.

Podéis leer comentarios más bondadosos sobre Sunlit en el blog de ADN, en Daring Fireball y en Macstories. Puedes descargar Sunlit gratis en la App Store, pero para añadir más de una historia tendrás que acometer una compra dentro de la aplicación por 4.99$. No more no less.