Firma invitada – RFOG: La pantalla partida y por qué sólo en el iPad Air 2

RFOG, del blog y podcast WinTablet, ha sido tan amable de compartir con nosotros sus razonamientos acerca de la esperada y celebrada característica de iOS 9 que permitirá ver dos apps en pantalla partida en los iPads Air 2 y posteriores.

 

En la última Keynote del WWDC Apple presentó algunas novedades en sus plataformas iOS y OS X. Recordemos que el WWDC no es un evento generalista, sino que está destinado a los desarrolladores. Y como todo lo de Apple siempre despierta una gran expectación, la gente esperamos el oro y el moro y asistimos al desgrane de todo lo que nos cuentan con pasión ribereña para luego liarnos a despotricar porque “no han sacado nada”.

Y eso no es cierto. A fecha de hoy, y a la espera de la llegada de Windows 10 (de la que no espero mucho), la integración del ecosistema de Apple es innegablemente la mejor y la más útil para los usuarios de a pie. Personalmente en el ámbito doméstico, que no profesional, yo me siento muy a gusto con la jaula de oro porque me da lo que pido. Además, el modo “Slide Over” sí que es exclusivo y nuevo de Apple ya que ninguna plataforma de uso masivo implementa algo similar. Por lo tanto, todo lo que sean mejoras a la usabilidad, estén o no ya en otras plataformas, siempre es bienvenido.

Y en esta Keynote, una parte muy importante de esas mejoras en la usabilidad han sido las pantallas partidas, tanto en OS X como en iOS. Y no importa que ya estuvieran hace tres años en Windows 8 en modo tableta (con una pésima implementación, por cierto), ni en la variante Samsung de Android (algo menos cutre pero no mucho), lo que importa es que, ahora, están para nuestros sistemas. O lo van a estar, vamos. Y después de aquello ha surgido la gran polémica: ¿Por qué solo en el iPad Air 2? ¿Qué pasa, que el Air 1 no tiene suficiente caché? ¿El iPhone 6 Plus está apestado? ¿Obsolescencia programada?

Pues no, esta vez no, y cada vez más estoy convencido que Apple es uno de los fabricantes que menos técnicas de obsolescencia programada aplica a sus productos. No voy ni quiero discutir en qué me baso (y con solo escribirlo ya me están pitando los oídos por decir algo como eso, cuando lo leáis me explotarán seguro), simplemente esa explicación se sale del ámbito de este texto.

Los iPad traen, hasta el Air 2, 1 GB de RAM, memoria más que suficiente para realizar las tareas a las cuales está destinado. Esa memoria RAM se puede dividir en tres grandes bloques: la que ocupa el sistema operativo, la que ocupan las aplicaciones suspendidas (background) y la que ocupa la aplicación activa. No puedo deciros exactamente qué cantidad ocupa cada parte, porque mis conocimientos no llegan a tanto, pero sí que podemos hacer un experimento mental basado en la lógica. Recordad que Einstein dedujo la Teoría de la Relatividad Especial a partir de uno de estos experimentos. Poco será que nosotros lleguemos a las conclusiones que necesitamos.

Si con 1 GB de RAM, iOS 7/8 es capaz de hacer funcionar todo el sistema de forma completamente óptima, ¿por qué el iPad Air 2 trae 2 GB? ¿Estaba más barata en aquella época, o es que no había chips de 1GB? Teniendo el Air 1, mi compra del Air 2 vino por dos motivos: el lector de huella dactilar, que una vez activado en mi iPhone 6 me convirtió el hecho de teclear cuatro dígitos en la pantalla en una acción completamente intolerable, y el hecho de que la RAM tuviera el doble de su tamaño hasta ahora. Yo suelo leer PDF escaneados, de megas y megas de tamaño. Por ejemplo, en este momento estoy leyendo uno de unos 400 MB, escaneado por mi. (Sí, hijos, a veces me escaneo libros para uso propio, sobre todo si son tochos y el original pesa un quintal y no hay edición electrónica).  Por lo tanto pensé que con esos 2GB de RAM, las aplicaciones tendrían más memoria para ellas y desaparecería el efecto “completado”, que depende no del tamaño del PDF, sino de la complejidad del mismo. De hecho revistas “ligeras” como Investigación y Ciencia (entre 8 y 13 MB) presentan el efecto, que es simplemente que cuando te mueves a otra parte de una misma página, ves cómo se completa.

Bueno, el tema es que compré el iPad Air 2 y… me llevé un gran chasco porque las aplicaciones funcionaban exactamente igual que en el 1. Y de hecho igual que en el iPad 3 que también tengo. La única diferencia entre todos los iPad es la velocidad y el rendimiento de las mismas, pero no ha cambiando nada en cosas como disponer de más memoria. Por lo tanto me pregunté por qué el Air 2 llevaba tanta RAM si no se estaba usando. Bueno, sí que se usa porque las aplicaciones en segundo plano se activan más rápido porque posiblemente dispongan de más memoria.

Pues ya tenemos la respuesta a esos 2GB: la doble pantalla. Si con 1GB de RAM tenemos suficiente para mantener una aplicación activa, más las inactivas, más el sistema operativo, es evidente que no tenemos para hacerlo con dos a la vez. Lo primero es que hay que modificar el sistema operativo para que sea capaz de contender con ambos procesos activos, cosa que lo acerca más a OS X de lo que os imagináis. Eso consume más memoria, por lo que el uso de la misma en la parte del sistema operativo se incrementa. Y lo segundo es que cada proceso debe estar activo a la vez. Cuando uno pasa un proceso a background, muchas partes del mismo se descartan, sobre todo las que tienen que ver con la pantalla, pero cuando los mantiene activos, deben estar vivos.

Podríamos plantearnos el hecho de que lo que quiere Apple es que nos compremos Air 2 a espuertas, y que sí, que con 1GB de RAM es posible tener dos aplicaciones activas a la vez. Pero no es cierto ya que estamos ante una economía de escala y de optimización de recursos. Cuando yo trabajaba programando hardware, ¿por qué iba a elegir un micro de 32 bits, si con uno de 8 podía construir la máquina? Trasladado a Apple, podríamos preguntarnos por qué incluir solo 1 GB de RAM para luego tener un 20% sin usar. Es decir, un producto menos caro, más competitivo y que puede estar en igualdad de condiciones ante la competencia. Y aquí no me saltéis con que el iPad vale 200 euros de fabricar. Sí, vale 200 euros, pero hay que pagar a toda la gente que trabaja en Apple, y pagar las infraestructuras indirectas (léase oficinas de Apple), y los recibos de la luz y la nómina de las mujeres de la limpieza…

Por lo tanto, olvidaos de que el iPhone 6 traiga algún tipo de modo de pantalla partida en el futuro. Más bien podríamos aventurar que el próximo iPhone traerá 2GB de RAM, y si no los trae es porque la pantalla partida se queda en el iPad. Y sí, siento decepcionar vuestro sueños húmedos de un iPhone con pantalla partida. No son los míos, mi sueño húmedo que deseo con pasión ribereña es un iPad con palito como el de las Surface de Microsoft o los Note de Samsung, pero como dice Emilcar, el hombre propone y Jobs dispone. 🙂

17 thoughts on “Firma invitada – RFOG: La pantalla partida y por qué sólo en el iPad Air 2

  1. Rafa, no se porque dices que lo de la pantalla partida en Windows 8 tiene “con una pésima implementación”. No la veo pésima en absoluto, y en Windows 8.1 aun menos. Otra cosa es que te gusten más o menos la calidad de las apliaciones Metro, pero la implementación de la pantalla partida en Windows 8 es perfecta y en Windows 8.1 pluscuanperfecta a nivel de sistema operativo.

    Otro punto discutible es lo del gigabyte de memoria. En un Wintablet o en cualquier equipo PC con Windows 8.1 un gigabyte es funcional para poder usar dos aplicaciones a la vez, especialmente si son aplicaciones tan limitadas como las del iPad. Lo que es curioso es que un sistema operativo tan limitado como OSX y con aplicaciones tan limitadas como las del iPad precise para hacer pantalla partida 2 GB de RAM cuando un wintablet chinorris con 1 GB lo hace con aplicaciones más complejas.

  2. Pues yo mientras leía, pensaba lo mismo que Javier.

    ¿Por qué si en mi tableta Windows 8.1 HP Stream de 99 € y 1 GB de RAM puedo tener dos apliaciones Matro abiertas más 4 o 5 en escritorio, cambiar entre ellas y trabajar sin problemas y no va a poderse hacer con iOS que es un SO más sencillo?

    1. Sinceramente, después de una semana con un Windows Phone para sustituir a un iPhone 5 (al final mi mujer tardó solo una hora en decirme que no le gustaba el Lumia 640 para sustituir su iPhone 4s), si la calidad de las aplicaciones metro de WP no aumenta, es mejor que no se tengan dos en pantalla…
      Y no entro ya en la eterna discusión de si hay o no hay aplicaciones en WP…., las hay, pero muy pocas en comparación con iOS/Android, además que o su calidad no es digna de un sistema como WP o el desarrollador no las mantiene y no tiene ni la mitad de características que en los otros sistemas.

      1. Víctor, yo tambien pase por lo mismo, de un iphone4s a un lumia 820 hace 2 añitos y medios. En tube un Samsung note, el primero, pero los cuelgues y sobretodo la baja seguridad del sistema me hicieron abandonar Androit despues de 2 meses.

        Después cayó en mis manos un Lumia 820 y me costo, realmente me costo, pero después descubrí que hacia todo lo que quería, fotos muy buenas, muy fluido, y sobretodo muy seguro, un SO muy seguro (es lo que más valoró en mi entorno de trabajo). Sin olvidar Onedrive con 30gb gratis y office. Además de duro, no se cuántas veces se me ha caído.

        Ya no compró más terminales que cuesten más de 250€, teniendo un lumia lde gama media comparable a muchos Androit gama alta.

        Ah, mi mujer sigue con el IPhone 4s y seguimos con el IPad mini.

        Por ultimo, yo lo resumo así, ¿tienes 700€ y no te importa gastarlo en un móvil? Compra un IPhone, nada más. Tienes menos de 300€ compra un Lumia 830 por 260€. Igual con portátiles, tienes 1000€ para un portátil, pues cómprate un MacBook Air, pero si no quieres o no puedes gastarte 1000€ entonces un portátil de 400€ Con windows

  3. Ya sabía yo que iba a generar polémica. 😀

    Os respondo a los dos a la vez.

    iOS es un kernel monolítico (una variante de BSD) que o se carga todo o no se carga nada. Windows 8.x es también monolítico pero está “thunkeado”, de modo que las partes que no se usan se descartan de la memoria, con el consiguiente retardo de respuesta ante un cambio en las aplicaciones.

    Por otro lado, cada pantalla del iPad son 10 MB de RAM, más todos los gráficos cargados para componerla. En Metro la mayoría de cosas son superficies planas, aparte de que los renderizados están “optimizados” a lo cutre, con un ClearType bastante cutrecillo para no gastar mucha batería ni mucha RAM.

    Finalmente iOS no tira de SWAP, y Windows sí.

    Supongo que estaréis al tanto de los “enganches” de Windows, sobre todo en las tabletas de bajo coste.

    La interfaz Metro hace bastantes menos, pero bastantes, cosas que la de iOS, por lo que el sistema es bastante más sencillo y necesita menos RAM. En modo escritorio, uno de los motivos por los cuales la batería dura menos es que el sistema está tirando de SWAP y de disco como un loco en los dispositivos con poca RAM.

    Respecto a la implementación de la doble pantalla, quizás haya patinado un poco, pero lo cierto es que la interfaz Metro no permite arrastrar y soltar entre ventanas, y por poner un ejemplo, en mi Surface Pro 3 a veces es toda una odisea intentar poner dos pantallas (y no te digo ya tres), cuando una app abre otra en modo doble pantalla (p.ej. Mail abriendo un enlace -cuando lo detecta, claro), no recuerda la posición en la que lo dejaste la última vez. Es bastante difícil saber qué aplicación está activa de las dos (tan solo tres puntitos en el separador), las redimensiones de las ventanas una vez divididas a veces terminan en pantallas ilegibles (y aquí la culpa es del programador, pero también de Microsoft por no rechazarlas), o lo que es peor, petan.

    También es cierto que hay que ver cómo funcionará en iOS, pero me juego un gallifante a que van a rechazar “cienes y cienes” de apps porque no se comportan bien con la pantalla dividida, mientras que en Windows, si suma uno a la lista de aplicaciones disponibles, como si se llama CrashApp o “En cuanto me ejecutes te voy a robar la tarjeta de crédito”. Da igual. Suma uno a la lista de disponibles.

    Son tantas y tantas las críticas posibles que quizás sería interesante hacer un Hangout (o un Proyecto Macintosh) hablando del tema con el amigo Emilio…

          1. Emilio, pues es el próximo jueves de 22:30 a 00:30… y empezamos sobre media hora antes para ponernos de acuerdo. A ver si Mahjong (que es nuestro master of the universe) te envía el tema.

          2. El tema será Apple vs Microsoft. Dos visiones de empresa, su público, su historia, sus CEOs, sus filosofías y porque no, también hablar de sus productos… ¿te mola? Jueves 2 de julio a las 22.30. Usamos hangout de Google… ya, sí, no usamos Skype aunque sea de Microsoft. ¿Te apuntas?

  4. Por cierto, para mi sería interesante conocer la opinión de un desarrollador sobre el anuncio de Metal para OS X, algo que pasó desapercibido para la mayoría por ser puramente desarrollo, pero que a mi me pareció un puntazo.

    1. Pues no es nada más (ni nada menos) que el equivalente de DirectX para OS X. Tampoco puedo decirte más porque ni conozco DirectX ni Metal.

      Hay que tener en cuenta que OpenGL está un poco obsoleto por no decir bastante. Me refiero a la forma de construir los objetos y las llamadas, aparte de que casi ningún fabricante optimiza los drivers para tal.

      1. Por eso me pareció un puntazo. No se que resultados veremos los usuarios finales, pero que lo hayan presentado, junto con Swift 2, resulta cuanto menos interesante.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *