Directions On My Wrist — MacSparky

Esto fue lo primero que probé con mi Apple Watch, y además de manera involuntaria. Me puse el reloj, me monté en el coche y fijé el rumbo en Mapas del iPhone. Cuando la muñeca empezó a vibrar en el primer giro, pensé que estaba recibiendo emails o algo así. Ahora he desactivado las indicaciones vocales en el iPhone porque ya no me son necesarias para avisarme de que viene un giro.

No lo he probado andando, porque Murcia es pequeña y me la conozco bien, pero por lo que dicen en este artículo tiene pinta de ser otro gran logro de interfaz humana por parte de Apple.

Te vas a gastar 1,99€ en esta app para tu Mac

Repasando nuestra lista de problemas del primer mundo en los primeros puestos podemos encontrar el siempre irritante hecho de estar al mando de nuestro Mac, creando sueños y produciendo contenidos, y que de pronto se desarrolle una tormentosa conversación en el siempre odiado WhatsApp que nos obliga a tener que estar dejando el teclado de nuestro Mac y cogiendo el teléfono cada tanto para responder.

Presentación de Typeeto en la Mac App Store

El citado odio a WhatsApp no proviene tanto del canal de comunicación que es en sí, como de el hecho de no disponer de una app de escritorio y/o tablet que nos permita mayor comodidad en nuestras comunicaciones. Pero gracias a nuestro Mac y a Typeeto, podremos salvar este inconveniente. Esta app permite que, al enlazar nuestro Mac con nuestro iPhone vía bluetooth, podamos usar el teclado del primero para introducir información en el segundo. Y lo genial es que nos permite alternar conexiones usando un atajo de teclado de nuestra conveniencia. Así, mientras escribo esto he recibido un mensaje por WhatsApp y para contestarlo sólo he tenido que pulsar la combinación de teclas cmd+alt+k (elegida por mí), ver que aparece en pantalla un HUD de conexión, esperar al chasquido que indica que se ha conectado correctamente, y a continuación usar el teclado de mi Mac para escribir la contraseña del teléfono para acto seguido responder el mensaje en WhatsApp, enviándolo con la combinación de teclas cmd+intro.

Dispositivos soportados por Typeeto

Por supuesto la app nos permite enlazar no sólo nuestro iPhone sino también iPads, iPods Touch, Apple TV, otros Mac, video consolas e incluso dispositivos Android. Typeeto suele costar entre 4,99€ y 5,99€ pero sólo por hoy martes la podrás comprar por 1,99€ en la Mac App Store.

Firma invitada – RFOG: La pantalla partida y por qué sólo en el iPad Air 2

RFOG, del blog y podcast WinTablet, ha sido tan amable de compartir con nosotros sus razonamientos acerca de la esperada y celebrada característica de iOS 9 que permitirá ver dos apps en pantalla partida en los iPads Air 2 y posteriores.

 

En la última Keynote del WWDC Apple presentó algunas novedades en sus plataformas iOS y OS X. Recordemos que el WWDC no es un evento generalista, sino que está destinado a los desarrolladores. Y como todo lo de Apple siempre despierta una gran expectación, la gente esperamos el oro y el moro y asistimos al desgrane de todo lo que nos cuentan con pasión ribereña para luego liarnos a despotricar porque “no han sacado nada”.

Y eso no es cierto. A fecha de hoy, y a la espera de la llegada de Windows 10 (de la que no espero mucho), la integración del ecosistema de Apple es innegablemente la mejor y la más útil para los usuarios de a pie. Personalmente en el ámbito doméstico, que no profesional, yo me siento muy a gusto con la jaula de oro porque me da lo que pido. Además, el modo “Slide Over” sí que es exclusivo y nuevo de Apple ya que ninguna plataforma de uso masivo implementa algo similar. Por lo tanto, todo lo que sean mejoras a la usabilidad, estén o no ya en otras plataformas, siempre es bienvenido.

Y en esta Keynote, una parte muy importante de esas mejoras en la usabilidad han sido las pantallas partidas, tanto en OS X como en iOS. Y no importa que ya estuvieran hace tres años en Windows 8 en modo tableta (con una pésima implementación, por cierto), ni en la variante Samsung de Android (algo menos cutre pero no mucho), lo que importa es que, ahora, están para nuestros sistemas. O lo van a estar, vamos. Y después de aquello ha surgido la gran polémica: ¿Por qué solo en el iPad Air 2? ¿Qué pasa, que el Air 1 no tiene suficiente caché? ¿El iPhone 6 Plus está apestado? ¿Obsolescencia programada?

Pues no, esta vez no, y cada vez más estoy convencido que Apple es uno de los fabricantes que menos técnicas de obsolescencia programada aplica a sus productos. No voy ni quiero discutir en qué me baso (y con solo escribirlo ya me están pitando los oídos por decir algo como eso, cuando lo leáis me explotarán seguro), simplemente esa explicación se sale del ámbito de este texto.

Los iPad traen, hasta el Air 2, 1 GB de RAM, memoria más que suficiente para realizar las tareas a las cuales está destinado. Esa memoria RAM se puede dividir en tres grandes bloques: la que ocupa el sistema operativo, la que ocupan las aplicaciones suspendidas (background) y la que ocupa la aplicación activa. No puedo deciros exactamente qué cantidad ocupa cada parte, porque mis conocimientos no llegan a tanto, pero sí que podemos hacer un experimento mental basado en la lógica. Recordad que Einstein dedujo la Teoría de la Relatividad Especial a partir de uno de estos experimentos. Poco será que nosotros lleguemos a las conclusiones que necesitamos.

Si con 1 GB de RAM, iOS 7/8 es capaz de hacer funcionar todo el sistema de forma completamente óptima, ¿por qué el iPad Air 2 trae 2 GB? ¿Estaba más barata en aquella época, o es que no había chips de 1GB? Teniendo el Air 1, mi compra del Air 2 vino por dos motivos: el lector de huella dactilar, que una vez activado en mi iPhone 6 me convirtió el hecho de teclear cuatro dígitos en la pantalla en una acción completamente intolerable, y el hecho de que la RAM tuviera el doble de su tamaño hasta ahora. Yo suelo leer PDF escaneados, de megas y megas de tamaño. Por ejemplo, en este momento estoy leyendo uno de unos 400 MB, escaneado por mi. (Sí, hijos, a veces me escaneo libros para uso propio, sobre todo si son tochos y el original pesa un quintal y no hay edición electrónica).  Por lo tanto pensé que con esos 2GB de RAM, las aplicaciones tendrían más memoria para ellas y desaparecería el efecto “completado”, que depende no del tamaño del PDF, sino de la complejidad del mismo. De hecho revistas “ligeras” como Investigación y Ciencia (entre 8 y 13 MB) presentan el efecto, que es simplemente que cuando te mueves a otra parte de una misma página, ves cómo se completa.

Bueno, el tema es que compré el iPad Air 2 y… me llevé un gran chasco porque las aplicaciones funcionaban exactamente igual que en el 1. Y de hecho igual que en el iPad 3 que también tengo. La única diferencia entre todos los iPad es la velocidad y el rendimiento de las mismas, pero no ha cambiando nada en cosas como disponer de más memoria. Por lo tanto me pregunté por qué el Air 2 llevaba tanta RAM si no se estaba usando. Bueno, sí que se usa porque las aplicaciones en segundo plano se activan más rápido porque posiblemente dispongan de más memoria.

Pues ya tenemos la respuesta a esos 2GB: la doble pantalla. Si con 1GB de RAM tenemos suficiente para mantener una aplicación activa, más las inactivas, más el sistema operativo, es evidente que no tenemos para hacerlo con dos a la vez. Lo primero es que hay que modificar el sistema operativo para que sea capaz de contender con ambos procesos activos, cosa que lo acerca más a OS X de lo que os imagináis. Eso consume más memoria, por lo que el uso de la misma en la parte del sistema operativo se incrementa. Y lo segundo es que cada proceso debe estar activo a la vez. Cuando uno pasa un proceso a background, muchas partes del mismo se descartan, sobre todo las que tienen que ver con la pantalla, pero cuando los mantiene activos, deben estar vivos.

Podríamos plantearnos el hecho de que lo que quiere Apple es que nos compremos Air 2 a espuertas, y que sí, que con 1GB de RAM es posible tener dos aplicaciones activas a la vez. Pero no es cierto ya que estamos ante una economía de escala y de optimización de recursos. Cuando yo trabajaba programando hardware, ¿por qué iba a elegir un micro de 32 bits, si con uno de 8 podía construir la máquina? Trasladado a Apple, podríamos preguntarnos por qué incluir solo 1 GB de RAM para luego tener un 20% sin usar. Es decir, un producto menos caro, más competitivo y que puede estar en igualdad de condiciones ante la competencia. Y aquí no me saltéis con que el iPad vale 200 euros de fabricar. Sí, vale 200 euros, pero hay que pagar a toda la gente que trabaja en Apple, y pagar las infraestructuras indirectas (léase oficinas de Apple), y los recibos de la luz y la nómina de las mujeres de la limpieza…

Por lo tanto, olvidaos de que el iPhone 6 traiga algún tipo de modo de pantalla partida en el futuro. Más bien podríamos aventurar que el próximo iPhone traerá 2GB de RAM, y si no los trae es porque la pantalla partida se queda en el iPad. Y sí, siento decepcionar vuestro sueños húmedos de un iPhone con pantalla partida. No son los míos, mi sueño húmedo que deseo con pasión ribereña es un iPad con palito como el de las Surface de Microsoft o los Note de Samsung, pero como dice Emilcar, el hombre propone y Jobs dispone. 🙂

Grandes e inesperados cambios en iTunes Podcasts

El mundo de la difusión de los podcasts se rige por tres normas básicas e inapelables:

1 – iTunes es la principal fuente de oyentes de cualquier podcast, por activa o por pasiva.

2 – Nadie en este mundo se explica cómo funciona el algoritmo de las clasificaciones de iTunes.

3 – Una vez que añades tu podcast a iTunes nunca jamás podrás modificar parámetro alguno.

La tercera de estas normas acaba de saltar por los aires delante de mi cara, cuando esta tarde me he puesto en contacto con la sección de podcasts de Apple mediante el único medio posible (la dirección de correo electrónico podcasts@apple.com) y he recibido la respuesta de que existe POR FIN un medio más completo de gestionar tus podcasts en iTunes.

Apple le ha dado un completo lavado de cara a la sección de soporte de podcasts en iTunes. La sensación que tengo es que esto lleva en pie menos de una semana, aunque no me sorprendería que alguien me dijera que lleva ahí más tiempo, porque es un espacio tan poco recurrido por los podcasters que cualquier novedad pasa desapercibida. Ahora tenemos una nueva dirección a la que dirigirnos y es http://support.itunespodcasts.com (todo en inglés).

Es curioso que esta URL nos lleve a otra del popular servicio de soporte Zendesk, con el que al parecer Apple ha contratado esta sección de su web. Los primeros tres enlaces que se nos ofrecen ya son conocidos y pertenecen a la web clásica de soporte de Apple: cómo hacer un podcast, las FAQ y disputa de contenido de iTunes, una página que ahora se nos ofrece también como medio para reclamar la autoría o propiedad intelectual de podcasts.

FAQ Podcasts Apple

Al pie de la página nos encontramos con otra serie de enlaces ya conocidos respecto a la difusión de los podcasts, el manejo de iTunes y los enlaces afiliados de las distintas Stores, siendo de agradecer que se provean todos juntos y bien clasificados.

Enlaces podcasts

Pero en la parte central de la página y también en el encabezado superior derecho es donde está la novedad, bajo el nombre Submit a request. Este enlace nos lleva a un formulario donde podremos elegir entre siete tipos de acciones, a saber:

Change Feed URL: si me pinchan no sangro; iTunes por fin nos provee de un medio para cambiar el feed de nuestro podcast. Tenemos que darle una serie de información incluido el Apple ID que se usó originalmente para subir el podcast.

Re-activate Feed: ignoro qué problema soluciona esta opción, ya que parece muy similar en contenido a la anterior, pero ahí está.

Request provider page: sirve para pedir a Apple una URL dentro de iTunes en la que estén todos tus podcasts. Yo ya tengo una (emilcar.fm/itunes) pero ahora parecen indicar que para darte una de estas páginas debes publicar como mínimo cuatro o cinco podcasts y tenerlos pulcramente configurados.

Manage provider page: te permite añadir nuevos podcasts a tu página ya creada y retirar otros.

Submission Inquiry: te permite añadir un nuevo podcast a iTunes. Supuestamente, la página a tal efecto que sale en la propia iTunes (que no ha cambiado desde Panther) apuntará aquí en algún momento.

Remove My Podcast: una opción sin duda que más de uno usaremos en el futuro, o deberíamos usar en pos de la limpieza del ranking. Hasta ahora la única manera de hacer desaparecer un podcast era eliminando por completo el archivo XML del feed… y a veces ni con esas.

Other: peticiones diversas.

Lo más excitante de todo es que cada una de estas siete opciones tiene un campo al final para adjuntar archivos en general, sin indicar en ningún momento qué tipo de archivo espera en cada opción. Yo he solicitado que en mi provider page incluyan Proyecto Macintosh y eliminen Emilcar Podcast, y he aprovechado esa sección de adjuntos para meter dos logos a tope de resolución de Emilcar FM. A ver si pasados unos días, Apple me sorprende con una provider page personalizada como la de Cienciaes.