Setup de podcasting para cuatro participantes

Con el podcasting en auge son cada vez más las personas, empresas e instituciones que desean crear podcasts y que no tienen la equipación necesaria para ello y tampoco los conocimientos para definir qué es lo que necesitan. En este artículo voy establecer de manera general las líneas que deberían guiarnos para conformar un setup de podcasting para cuatro participantes, un punto de partida muy interesante también para colegios, institutos, universidades y centros educativos en general.

Interfaz de audio

RØDECaster Pro II

Se trata del corazón de nuestro sistema, lo que va a definir qué calidad y qué funcionalidades vamos a obtener. Mi primera recomendación sería una Focusrite Scarlett 18i8, una interfaz de excelente manufactura y con unos previos de micrófono magníficos. Tiene cuatro entradas XLR para cuatro micrófonos incluso con alimentación Phantom, por si quisiéramos usar micrófonos de condensador. Incluye dos salidas para auriculares que podemos convertir en cuatro usando bifurcadores, aunque pierden bastante potencia de señal. Esta interfaz nos va a permitir grabar en multipista en cualquier app de grabación, como Hindenburg Pro o Audacity.

Tenemos otra opción muy interesante que es la grabadora Zoom H6-BLK. Se trata de una grabadora de 6 pistas que, además de contar con el mítico y estupendo micrófono condensador en forma de Y que caracteriza a la marca, tiene cuatro entradas XLR para micrófonos. Podemos usar esta grabadora conectada a nuestro ordenador para que haga de interfaz de audio o podemos grabar directamente en ella, sobre una tarjeta de memoria, por lo que este dispositivo nos aporta un importante factor de independencia del ordenador, complementado con el hecho de que puede funcionar con baterías. Asimismo, puede que un centro educativo encuentre especialmente interesante contar con una grabadora de esta calidad, de cara a poder registrar conciertos u otros eventos.

Una tercera opción sería la RØDECaster Pro. La versión I es más que suficiente para podcasting pero si el presupuesto lo permite, la versión II es un auténtico deleite. Ambas versiones permiten grabar directamente en el dispositivo, en una tarjeta miniSD. Tienen conexión XLR para cuatro micrófonos y cuatro salidas independientes de auriculares, con sus correspondientes mandos de volumen. Asimismo, cuentan con una botonera donde ubicar sonidos pregrabados y de esta manera poder hacer el podcast en falso directo, sin la necesidad de edición posterior. Aunque de un tamaño importante, la RØDECaster Pro es portable, ya que dispone de un cable para funcionar con baterías externas como las que usamos para los teléfonos móviles. Evidentemente no es tan cómoda de transportar como la Zoom H6-BLK pero igualmente el mundo es tu sala de grabación.

Micrófonos

RØDE PodMic

Para este tipo de setup sin duda mi micrófono favorito es el RØDE PodMic. Se trata de un micrófono dinámico, de construcción muy robusta y además con un aspecto imponente, lo cual en determinadas circunstancias puede resultar interesante. En un setup de cuatro participantes su patrón cardioide juega un papel especialmente importante, ya que minimiza el sonido que por un micrófono pueda entrar de los demás participantes. Es un micrófono muy equilibrado que funciona muy bien para cualquier tipo de voz. Viene con un soporte metálico en forma de Y para adaptarlo a cualquier pie de micrófono o brazo.

Como alternativa a este micrófono tenemos el Samson q2u, un micrófono de aspecto más convencional y también dinámico cardioide. Es un micrófono extremadamente popular en el podcasting porque cuenta con una doble interfaz XLR/USB lo que permite usarlo conectado a una interfaz de sonido o directamente a un ordenador o smartphone usando el USB. Esto es muy interesante para cualquier institución porque multiplica las posibilidades del setup; ya no tenemos que ceñirnos a la interfaz sino que los micrófonos pueden «salir» para proyectos individuales.

El Samson qu2 es un micrófono veterano y por eso el conector USB de su base es tipo miniUSB. Tiene un primo de similares características (y una construcción más robusta) que es el ATR-2100x, que cuenta con conexión USB-C. Existen muy ligeras diferencias en el sonido de ambos micrófonos; para mi voz, yo prefiero el Samson aunque me fío más de la solidez de construcción del ATR 🤷🏻‍♂️. Ambos micrófonos vienen en su caja con un cable XLR de calidad media y también los correspondientes cables USB. Traen también un pie de micrófono de plástico que podemos tirar a la basura inmediatamente, conservando la pinza para poder adaptarlos a un pie de micrófono decente.

La opción exótica

RØDE NT-USB mini

El RØDE NT-USB mini es un dispositivo de pequeño tamaño muy interesante. Se trata de un micrófono de condensador, con una alta sensibilidad, lo cual no es algo que yo recomendaría para un setup de podcasting. Sin embargo, sin reducimos la ganancia y nos aproximamos lo suficiente al micrófono podemos obtener resultados muy interesantes. Lo que hace más especial a este micrófono es que, además de ser muy práctico para podcasts individuales, podemos conectar hasta cuatro de ellos a un ordenador y, usando la app gratuita RØDE Central, grabar un podcast con cuatro participantes en pistas separadas (para facilitar la posible edición posterior) y además hacerlo en falso directo, gracias a la botonera de sonidos que ofrece esta app. Este setup de 4 RØDE NT-USB mini con la app gratuita RØDE Connect se convierte por tanto en una especie de RØDECaster Pro lowcost con micrófonos incluidos que, aunque no nos va a dar la calidad de sonido más optima y nos ata a un ordenador, puede ser suficiente para cualquier centro educativo, más interesado en crear una dinámica de podcasting solvente que en obtener un audio perfectísimo.

Auriculares

RØDE NTH-100

Es fundamental monitorizarse durante las grabaciones. Si estamos definiendo un setup colectivo, usado por diversas personas, quizá comprar auriculares para uso común no se pueda considerar muy higiénico (aunque en los estudios de radio se haga). Si superamos este reparo (que no tendríamos antes de 2020) yo animo a pensar en auriculares cerrados, que aíslenles a los participantes del sonido exterior lo máximo posible y les hagan más conscientes de su propia articulación. Recomiendo principalmente los RØDE NTH-100, increíblemente cómodos y muy parcos a la hora de transmitir el sonido. Los Beyerdynamic DT 770 Pro son otra excelente opción y los he usado durante muchos meses, pero me he acostumbrado (y prefiero) el sonido más austero de los RØDE. Los auriculares son un factor que va a afectar tangencialmente a la calidad de nuestra producción; no es que os anime a usar los que regala RENFE, pero podemos empezar literalmente por cualquiera y más adelante optar por alguno de los que recomiendo.

Otros accesorios

RØDE PSA-1

Un pie de micrófono estable es fundamental para la comodidad de la grabación. Tenemos que buscar uno cuya base sea pesada y cuyo mástil sea telescópico, para asegurarnos que cada micrófono está a la altura deseada sin importar la estatura de los participantes. Yo te recomiendo el HQ Power MICTS5. Si encuentras uno mejor me lo dices.

Para un setup permanente, que está siempre montado, es más recomendable usar brazos de micrófono. Son mucho más manejables y dejan la mesa más libre, al poder recoger sobre sí también el cable. Yo he gastado mucho dinero en brazos de micrófono baratos de oscura procedencia, por eso no puedo sino recomendar directamente el RØDE PSA1. Cuando veas el precio te va a dar la risa floja, pero si realmente necesitas un brazo de micrófono, no puedo recomendarte otra cosa. El RØDE PSA1+ es más caro y más nuevo, pero opino que sólo introduce mejoras estéticas respecto al anterior. Elgato Wave Mic Arm es un brazo de precio y prestaciones similares pero tiene una interesante versión low profile, esto es, que viene desde abajo en vez de desde arriba, lo cual puede resultar cómodo en función de determinadas situaciones.

Lo normal es que los micrófonos no vengan con su cable, así que si no eliges los Samson o los ATR, tendrás que comprar cables XLR. Según mi experiencia, las marcas más reconocidas y caras de cables nos ofrecen unos productos cuya calidad está relacionada con un uso intensivo y en malas condiciones del cable, esto es, conciertos en vivo y similares. Para unos cables que van a estar en el calor de nuestro hogar no hacen falta grandes dispendios pero tampoco comprar los más baratos que encontremos y que se conviertan en el eslabón más débil de nuestra cadena. Yo últimamente he comprado unos de marca Ugreen que cumplen de sobra con su función. Ojo a las medidas de los cables, más vale que sobre que no que falte.

Deja un comentario