Seguridad para las vacaciones

Todos los robos en domicilios particulares llevados a cabo en España desde 1975 hasta 2002 tuvieron un factor en común: en ninguno de ellos los ladrones se llevaron el álbum familiar de fotos. Sin embargo ahora el álbum de fotos está en un disco duro o en un ordenador, objetos ambos que se encuentran entre las predilecciones de los amantes de lo ajeno.

Tanto si vas a estar fuera de casa una semana como si vas a estar cuatro, te conviene tomar algunas medidas de seguridad. Voy a contaros las que suelo tomar yo cuando voy a pasar unos días fuera de casa.

Partimos del hecho de que yo hago doble copia de seguridad: una continua con Time Machine y otra semanal completa con SuperDuper!. Además muchos de mis contenidos, como la biblioteca de iTunes, las fotos de Aperture o los vídeos de iMovie, los tengo deslocalizados en un NAS, donde se hace copia espejo a través de un sistema RAID.

Básicamente la idea es deslocalizar físicamente las copias. La copia completa viaja siempre conmigo en el coche y así va a seguir. La copia de Time Machine (un disco duro portátil) la dejo en casa de mis suegros en la playa y el NAS lo llevo a casa de mis padres en el pueblo, donde están todo el verano. El portátil también estará conmigo casi todas las vacaciones, así que si tengo la mala fortuna de que entren a robar en casa no perderé contenidos irremplazables, sólo cosas que pueden ser sustituidas con dinero.

Hay quien tiene un backup de todas sus fotos online, en servicios de almacenamiento masivo como Amazon S3 o Picasa, pero aun así hay cosas como los vídeos familiares que son difíciles de acomodar en la nube, por lo que seguro que algo tenemos por ahí en discos duros. Asimismo, puedes ser de los que borran las series nada más verlas o puedes ser un acumulador de capítulos, como yo, por lo cual se te pondrán los pelos de punta de pensar en perder gigas y gigas de series descargadas en HD.

Como veis no he hablado de archivos de texto, hojas de cálculo u otro tipo de archivos (como en mi caso por ejemplo partituras en PDF y en formato MUS), ya que este tipo de contenidos los tengo repartidos entre Dropbox e iCloud. Asimismo, aunque las fotos y vídeos que vaya tomando las pase en algún momento al MacBook Pro o al iPad para tratarlas, es recomendable no borrarlas de la tarjeta de memoria hasta que puedas volver a poner en marcha tu sistema de copias de seguridad habitual.

De una manera o de otra, con un sistema como el que os propongo o con otro, no olvidéis asegurar vuestros contenidos digitales de cara al verano. Una TV robada te la repone el seguro, el vídeo del primer baño de tu hija no te lo devuelve nadie.

Limpiando aplicaciones

La reciente compra de DoubleTake me ha llevado a preguntarme cuántas aplicaciones demo tengo instaladas e incluso si las necesito todas. Me he ido a la carpeta de aplicaciones y le he dado un buen repaso. Había muchas demos caducadas o programas que incluso no llegué a probar y a los que ahora he dedicado unos minutos.

El colmo es que estuve dando un repaso a algunas aplicaciones de backup y ahora por poco no recuerdo qué aplicación elegí de entre todas (fue Lifeboat). Como dejé aquel trabajo a medias, llevo un mes y pico sin hacer NINGUNA copia de seguridad 🙁

Creo que una limpieza de aplicaciones es básica en un mac, porque existen tantos prográmas chulísimos y preciosos aunque con una utilidad relativa, que es salir a internet y empezar a bajar y a instalar cosas. Dadle un repaso a vuestros macs para que entren ligeritos en el nuevo año 😉