Targus Bluetooth Mouse

Yo al principio era un gran fan del Mighty Mouse, hasta que la tendinitis pudo conmigo. Todavía soy un entusiasta de su bolita de scroll, pero su forma tan poco anatómica hace estragos en mi pobre mano derecha.

El mejor ratón que he usado nunca es el Logitech S530, que viene en el pack del mismo nombre que incluye además un teclado para Mac con muchas teclas preprogramadas pero bastante malo. Sin embargo, el driver de Logitech interfiere de alguna manera con algo en mi sistema y produce un error muy molesto: pinchas un archivo y se queda “cogido” en el ratón y no hay manera de soltarlo, como si se hubiera quedado pegado. Para salir del embrollo, no hay más remedio que cerrar sesión o reiniciar. Por ello, me lo he llevado al PC del trabajo donde no me da ese problema.

Así que tuve que volver al Mighty Mouse, pero el otro día decidí apostar por algo nuevo. Dado que los ratones anatómicos de Microsoft me parecían demasiado grandes, decidí arriesgarme con el Targus Bluetooth Mouse. Samuel escribió hace poco un artículo en Applesfera y coincido bastante con su punto de vista.

Para empezar, el hecho de que sea bluetooth es un punto tremendo, ya que me ahorro un estúpido conector conectado a un USB; además, ya tengo previsto que cuando compre el nuevo iMac, lo haré con el teclado inalámbrico, con lo cual se me va a quedar un escritorio muy despejado de cables.

La forma del ratón es poco anatómica aunque es más cómodo que el Mighty Mouse; ya casi me he acostumbrado. El sistema táctil de scroll es bastante interesante, aunque como dice Samuel, deberían refinarlo un poco. El ratón no necesita drivers a no ser que quieras habilitar todos los botones: usando el driver estandar del sistema puedes habilitar hasta cuatro, pero el quinto botón se queda inservible. Yo he instalado los drivers en la esperanza de que también permitieran regular de alguna manera el scroll, pero no lo hacen.

Sin embargo, tengo un truco muy bueno para mejorar considerablemente la sensibilidad del scroll táctil. Voy a quedar como un tonto 😉 pero me da igual. Cuando os compráis un móvil ¿no lleva una especie de pegatina transparente en la pantalla? Muchos se la quitan inmediatamente y otros la dejan, por algún extraño motivo. Pues bien, el botón táctil del Targus tiene una de estas pegatinas; me llevó dos días darme cuenta, pero ahora que se la he quitado es muchísimo más preciso.

102_2971

… y también el Mighty Mouse Wireless

Mighty Mouse

La compra de algunos dispositivos nuevos ha hecho que el puerto USB sea algo en escasez actualmente en mi equipo. Por ello, y para quitarme un cable de enmedio, he adquirido el ratón inalámbrico de Apple.
A priori no deja de ser el mismo ratón que viene con el iMac pero sin el cable y con dos pilas, pero pronto descubres que no es así. El escandaloso led rojo del ratón convencional ha dado paso ahora a un laser casi invisible con un pequeño led verde que indica la disponibilidad del ratón para emparejarse con un equipo. Es desplazamiento del ratón es mucho más suave (el otro no está nada sucio, no es por eso), sin embargo aunque la rueda sí me ha parecido más sensible que la del otro ratón, creo que esta vez sí tiene que ver en que el otro está ya un poco desgastado por el uso.

Para los que no lo conocéis, el Mighty Mouse en sus dos versiones es un ratón de cuatro botones: izquierdo, derecho, un doble botón lateral y la rueda, que hace clic si la aprietas. Lleva unos sensores debajo de la carcasa y según donde pongas el dedo, el ratón deduce si estás apretando el izquierdo o el derecho, esto es, no existen esos botones, sólo una superficie sensible al tacto. ¿A que os quedáis muertos?
Tanto este ratón como su pariente “con rabito” (apple.es dixit) funcionan tanto en un PC como en un Mac, con la fina ironía de que en un Mac necesitas instalar un software y en Windows no. Y es que todavía hay mucha gente que piensa que “un ratón multibotón no es Mac”.