Universal Music Group vs. emilcar

Yo no pirateo música ni películas. Nunca. No pretendo ser un ejemplo para nadie pero lo hago por convicción personal y punto. Lo único que hago «raro» es que me bajo capítulos de las series que me gustan, lo cual no vulnera absolutamente ningún derecho (que yo sepa) porque realmente es como se me las hubiera grabado yo en video para verlas más tarde. Y además, cuando sale cada temporada en DVD, borro los capítulos descargados y voy y me la compro.

En esa misma linea (o quizá en otra radicalmente opuesta), cuando tengo que usar una canción para el podcast o para mis vídeos, no me corto un pelo y uso la música que me apetece y me gusta, y que también puede gustar a los que me escuchan, lo cual excluye por completo cualquier tipo de música Creative Commons que no conoce literalmente ni la madre que la parió.

¿Os acordáis de mi videocast 3? Usaba como fondo la canción «More than a woman» de los Bee Gees, previamente comprada, por supuesto. Pues me dicen los de YouTube que los chicos de Universal Music Groups (UMG) reclaman derechos de copyright sobre la totalidad o parte del contenido de audio de mi videocast 3 subido a YouTube, cosa en la cual llevan toda la razón. Pensaba yo: «me he quedado sin videocast 3». Pero no. Resulta que la política de UMG aplicada a mi caso es permitir que el video siga colgado e incluir publicidad en su página.

Pues qué queréis que os diga, que me parece genial. Nunca pensé que UMG u otra discográfica tuviera la suficiente sensatez como para hacer una cosa así: entender que no es mi intención ROBAR nada y que incluso de mi uso de la canción pueden obtener beneficios indirectos (la canción se divulga más) y directos (la publicidad). Como muestra de buen rollo he auto-comentado mi video para decir el nombre y autor de la canción.

¿Qué os parece? ¿Creéis que es posible la paz entre humanos y discográficas?

12 ideas sobre “Universal Music Group vs. emilcar”

Los comentarios están cerrados.