Movistar: ¿algo está cambiando?

Logotipo de Movistar

Desde hace más o menos un mes he vuelto a ser cliente de Movistar. En mi nueva casa no existe cobertura de ningún otro operador, así que me he visto obligado a contratar con ellos telefonía fija e Internet por fibra óptica a velocidad de 100 MB de bajada y 10 MB de subida.

Contratar con Movistar no es algo que me haya hecho especialmente feliz; tengo contra ellos los mismos prejuicios que cualquier español, aumentados por una injusta y rastrera persecución que han hecho contra la persona de mi suegro, como expliqué en un Emilcar Daily.

El principio de la relación no pudo ser mejor. Solicité el alta en una tienda un jueves y el lunes siguiente por la tarde lo tenía todo instalado y además pulcramente, para lo que viene siendo hoy en día una instalación de fibra. Como podéis suponer, el caballo de batalla de todo este asunto iba a ser el router. Me instalaron un Teldat i1104W, un router muy similar a la Enterprise de Star Trek, con un desempeño Wi-Fi lamentable. Le desactivé la red Wi-Fi y puse mi Airport Extreme en modo bridge para dar red inalámbrica a mis dispositivos, y a priori no parecía funcionar mal.

Sin embargo, cuando pude dedicarle un poco más de tiempo me di cuenta de que el acceso a mi NAS desde el exterior era inconstante y que incluso las unidades de red conectadas al Mac se desconectaba con una insultante asiduidad, llegando incluso a no resolver el nombre local del NAS y debiendo conectar directamente por la IP. Todo muy raro y a veces hasta aleatorio. Así que decidí poner dicho router en monopuesto para conferir a mi Airport Extreme el control absoluto de mi red.

Recordando mi experiencia con Apple, en cuyos foros de soporte generalmente encuentras todas las respuestas, me dirigí a los foros de soporte de Movistar para preguntar cómo poner este router en monopuesto. En muy poco tiempo recibí una contestación del personal de Movistar diciéndome que dicho router no se podía poner en monopuesto, y aquí viene lo bueno: recibí un mensaje privado ofreciéndome gestionar un cambio de mi router por un Comtrend C5813, que sí admite la configuración que yo deseaba. Tras mi respuesta con los datos de mi linea, en 1 día hábil tuve el cambio hecho. No salía de mi asombro.

Agradecí a la persona de contacto la rápida y eficiente gestión realizada y me dispuse a aplicar este tutorial para poner el Comtrend en monopuesto, cosa que hice con éxito por lo cual mi red ya está bajo el mando de mi Airport Extreme y todo vuelve a funcionar perfectamente, NAS incluido. Eso sí, un router en monopuesto es promiscuo y asigna la IP pública al primero que se le conecta; se me ha ido la luz un par de veces y he tenido que desconectar todos los cables del red del Aiport Extreme para dejarlo sólo con el Comtrend y que recibiera bien dicha IP, porque si no, no hay Internet que valga 😉

Está en la naturaleza del ser humano quejarse (y mucho) cuando las cosas no le van bien; me parece que es también de justicia contar cuándo las cosas van mejor de lo esperado y máxime con una empresa que goza de la peor reputación posible en lo que respecta a la atención al cliente.

Espero que esto sea sólo el principio de una hermosa amistad… y que de paso dejen de asediar a mi suegro, el cual de momento ha abandonado un historial de toda una vida como cliente de Movistar para irse a Pepephone.

14 ideas sobre “Movistar: ¿algo está cambiando?”

Los comentarios están cerrados.