Mi Raspberry Pi comienza a tener sentido

Domoticz en la Raspberry Pi

Hace ya unos meses tuve la potra oportunidad de hacerme en Amazon con un pack Raspberri Pi al insultante precio de 8,99€. Por definición, este producto es de los que yo trato de mantener alejado de mí lo más posible, ya que el cacharrero dentro de mí murió hace mucho y ya no me resulta excitante hacer las cosas por mí mismo y dedicar horas de trabajo y configuración para obtener cosas que otros productos más terminados (y evidentemente más caros) te sirven en bandeja.

Pero esos 8,99€ eran una tentación demasiado fuerte y cedí. Primero instalé (no sin esfuerzo) una de las distribuciones que venían incluidas en la SD del pack, en concreto Raspbmc, un software media center mediante el cual quería dotar a la TV de la cocina de casa de esa función, toda vez que no es Smart TV ni tengo allí Apple TV (sí, lo sé, vivimos como salvajes). Pasó lo que tenía que pasar: el resultado inicial no era el deseado y yo carecía de tiempo e interés para seguir trabajando en aquello.

La Raspberry Pi languideció durante semanas colgada detrás de la TV, hasta que me di cuenta de que llega el verano, que pasaré menos tiempo en casa (lamentablemente) y que me gustaría haber pensado antes en un sistema para automatizar la extensión y recogida del toldo del patio. Si lo dejo extendido protejo a mis plantas del sol pero corro el riesgo de que, como el año pasado, una tormenta de verano me lo arranque de la pared por el peso del agua.

El eslogan publicitario de «El Pariente», el electricista de mi pueblo, reza «Si luz quieres tener, al Pariente has de ver», por lo que a los pocos días de estar pensando en esto me convencí de que debía recurrir a @phroc, el 50% de iCharlas y ahora también detrás de domoticadomestica.com. Cruzarte con Philippe en su encarnación de iCharlas es peligroso para la salud financiera de cualquiera; topártelo en su faceta domótica… bueno, no existe todavía en español la palabra para describirlo. Pese a todo 😉 debo agradecerle el tiempo que me ha dedicado y las ideas que me ha aportado.

Todo ello ha terminado con la instalación casi indolora (estoy hecho un hacker) de Domoticz en mi Rasberry Pi, lo cual junto con este pincho USB, me va a dotar de una centralita domótica de bajo coste, compatible con un montón de protocolos y productos. Algunos sensores ya vienen de camino y las próximas semanas prometen ser excitantes.

Deja un comentario

2 ideas sobre “Mi Raspberry Pi comienza a tener sentido”