Compatibilidad de Hindenburg con la RØDECaster Pro

A las pocas semanas de que la RØDECaster Pro llegase a manos de los usuarios, la popular aplicación de edición de podcasts Hindenburg sacaba una actualización que la hacía compatible con dicha interfaz de audio. ¿En qué consiste dicha actualización y por qué es necesaria?

Vamos a partir de la base de que ni Hindenburg ni ninguna otra app de grabación y edición de podcasts necesitan nada (más allá del soporte multipista) para ser plenamente compatibles con la RØDECaster Pro; sólo tienes que elegir qué pista de la interfaz corresponde a cada pista del proyecto de grabación y empezar a grabar. Incluso una aplicación que no fuera compatible con multipista podría grabar sin problema la mezcla final estéreo que ofrece este dispositivo. Al respecto de esto y del sistema multipista en general, Røde nos ofrece un interesantísimo artículo en su blog, publicado tras la actualización de firmware que dotaba al dispositivo de esta característica.

La compatibilidad de Hindenburg con la RØDECaster Pro se centra en el tratamiento de las grabaciones de nuestros podcasts que hacemos directamente en la tarjeta microSD del dispositivo. Estas grabaciones se parten en fragmentos de unos 30 minutos y 3,78 GB de tamaño. Cuando unimos todos esos fragmentos en nuestra aplicación obtenemos nuestro podcast sin ningún salto y sin ningún problema. Lo que hace Hindenburg es importar correctamente cada una de las pistas que contiene el archivo de audio.

Inicialmente, cuando arrastrabas un archivo desde la microSD de la RØDECaster Pro a Hindenburg te encontrabas con una importación de un total de 18 pistas, ya que la aplicación interpretaba canal izquierdo y derecho para la mezcla final, cada uno de los 4 micrófonos (pese a ser un canal mono) y cada una de las cuatro pistas complementarias de USB, teléfono, bluetooth y panel de sonidos integrado.

Tras aquella actualización Hindenburg importa cada pista correctamente y con su nombre incorporado: mezcla final estéreo, los 4 micrófonos en mono, y las cuatro pistas complementarias en estéreo. Esto hace un total de 9 pistas, mucho más manejables que las 18 iniciales. Aquí tenéis un vídeo donde muestro el proceso:

La mejor manera de importar los podcasts grabados en la RØDECaster Pro en un ordenador sigue siendo la extracción de la tarjeta microSD y la inserción en el propio ordenador. Si tratamos de usar la app RØDECaster Pro para Windows o Mac se inicia un proceso tan largo que realmente nunca lo he llegado a terminar. En mi último intento, con un podcast de unas 2 horas de duración me indicaba un tiempo también de DOS HORAS para hacer la transferencia, un proceso que de la otra forma apenas llevó unos minutos. Uno podría pensar que quizá la app lo que hace es fusionar todos los archivos que comprende el podcast y por eso tarda más, pero una grabación de una sola pista de micrófono de 16 segundos de duración y ha tardado 30 segundos en transferirse. ¿Por qué? Porque pese a que sólo había una pista en la toma, la RØDECaster Pro ha grabado todas las pistas y estas, aun en blanco, ocupan MEGAS, como podéis ver en esta captura:

9 pistas: la mezcla, cada uno de los micros y las cuatro auxiliares. Las pistas estéreo ocupan 4,7 MB y las mono 2,3 MB.

Como se ve, podemos entender la inusitada tardanza. 9 pistas: la mezcla, cada uno de los micros y las cuatro auxiliares. Las pistas estéreo ocupan 4,7 MB y las mono 2,3 MB y ocupan lo mismo las pistas con contenido que las vacías. Aun así, estamos hablando exactamente de la misma cantidad de datos contenida en la microSD y que, en caso de meterla en un ordenador, se traspasa en muchísimo menos tiempo, así que los ingenieros de Røde tienen campo de mejora en este aspecto.

Ignoro qué tratamiento hacen otras apps con las pistas que reciben de la RØDECaster Pro, pero aquí tenemos un motivo más (por si no teníamos ya suficientes) para usar Hindenburg. Si hacéis click aquí podréis iniciar una demo de Hindenburg Pro de 90 días, mucho más larga que la habitual de 30 días. OJO: Hindenburg Journalist cuesta 70 € más IVA y Hindenburg Pro cuesta 289 € más IVA. De lo único que me he arrepentido tras comprar la versión Pro es de no haberlo hecho antes. La RØDECaster Pro oscila sobre los 550 € (los vale) y el mejor precio se suele encontrar en Amazon.

Dejar un comentario