Unboxing de la RØDECaster Pro II

Mi setup principal de podcasting está compuesto por una RØDECaster Pro, un RØDE Procaster y tres RØDE PodMic. Es un conjunto absolutamente ganador de dispositivos que me llena de felicidad y por otro lado también de tristeza, porque anula por completo la necesidad de comprar nada más. Afortunadamente, RØDE salió en mi ayuda y, para mitigar mi tristeza, lanzó al mercado la RØDECaster Pro II, que me llegó a casa hace unos días. Apenas estoy empezando a rascar la superficie de sus posibilidades, y espero poder dar cuenta de todos mis avances en el próximo capítulo de Promopodcast, pero no me resisto a compartir con vosotros unas fotos del unboxing con algunos pensamientos al respecto.

El primer momento siempre es maravilloso; sacada la caja de la RØDECaster Pro II de la caja grande marrón del envío, descubro un paquete mucho más compacto y ligero que el paquete de la primera versión. Sin sacar de la caja, ya resulta más pequeña que la RØDECaster Pro I. Cuando abres la caja te encuentras con un detalle espectacular, y es que todavía no has llegado a tocar el último dispositivo de RØDE que te has comprado y la empresa ya te pone un QR para que compres MÁS. En este caso sermonean a un converso, porque yo ya tengo los auriculares NTH-100, 3 PodMic y un PSA1 (no he visto motivos para pasarme al PSA1+).

¡Ya la tengo en mis manos! Y sigo obsesionado con comparar tu tamaño respecto al anterior modelo. Dos potenciómetros de menos dan mucho de sí, y eso se percibe no sólo poniendo la nueva sobre la antigua, sino mirando el espacio que ocupan ambas sobre el escritorio. Debo decir además que, conforme pasan los días, aumenta considerablemente la percepción de que el nuevo modelo es mucho más compacto.

Quizá uno de los momentos más satisfactorios del unboxing fue retirar la pegatina de la pantalla mientras se cargaba el firmware tras encenderla por primera vez. A continuación pude disfrutar de la RØDECaster Pro II literalmente en todo su esplendor, con todas sus luces encendidas. Y la pantalla solicitando la actualización del firmware para poder empezar a usarla. ¡Pues vamos a ello!

La primera pantalla nos permite optar por conectar la RØDECaster Pro II directamente a Internet para descargar el nuevo firmware por Wi-Fi o por cable ethernet. La tercera opción es hacerlo a través del ordenador, usando el software RØDE Central. En mi experiencia, esta última opción no función. La aplicación reconocía la RØDECaster Pro II y me indicaba que llevaba el firmware 0.9.7 pero no me aparecía ninguna opción para actualizarlo ni para hacer nada. Opté entonces por la conexión Wi-Fi y pude descargar la versión funcional actual del firmware, la 1.0.3, y tener el dispositivo funcionando en pocos minutos.

Llevo varios días usando la RØDECaster Pro II y tengo muchas cosas que comentar, dudas que plantear y debates que tener. Para ello, como dije antes, está el próximo capítulo de Promopodcast, donde tendré como invitado a Ernesto Acosta, quien aportará luz donde yo sólo tengo sombras.

Deja un comentario