Clientes para Feverº en iOS y OS X

Ya he comentado en varias ocasiones que mi elección en la era post Google Reader ha sido Feverº y he escrito aquí sobre su filosofía y funcionamiento. Actualmente uso como cliente en iOS Ashes, una app con un diseño un poco peculiar pero que funciona muy bien. En el camino dejé a Sunstroke, aunque la he vuelto a instalar porque la última versión cambia algunas cosas importantes de la interfaz; esta app sí tiene un diseño minimalista más convencial. Reeder, el gran gigante ahora caído, también incorporó compatibilidad con Feverº hace mucho tiempo.

Lo que me hace definitivamente decantarme por Ashes en detrimento de Sunstroke y Reeder es el tratamiento de los Hot, el elemento diferenciador fundamental entre Feverº y otras plataformas de RSS. Si tu cliente falla en eso, pues ya me contarás, porque estás tratando Feverº como si fuera otro patético clon de Google Reader, cosa que no es en absoluto.

Sunstroke fallaba mucho en la interfaz de los Hot, aunque tengo que dar una oportunidad a los últimos cambios. Reeder falla en un elemento fundamental como es determinar el rango de días para promediar los enlaces y así determinar los temas más candentes. Tal cual está, me extraña que la noticia más hot no sea continuamente que el iPhone no soporta Adobe Flash. Otro que me ha defraudado al respecto es Readkit, cliente multiplataforma para leer en el Mac y que soporta Feverº, así como Instapaper y Pinboard, y por eso se ha escapado de la quema. De momento.

Hay un aspecto que yo NO valoro en un cliente de Feverº, y es cómo fuerce al servidor a refrescar. Y no lo hago porque yo he automatizado el refresco vía cron directamente en el servidor cada 15 minutos, así evito al cliente que esté usando la tarea de tener que forzar a mi servidor para que refresque, tarea esta que ningún cliente termina de hacer muy eficazmente.

Google Reader cierra. Ya. Hoy.

El día ha llegado. Hoy, 30 de junio, es el último día que Google Reader estará operativo. Si sigues éste y otros blogs mediante suscripción RSS a través de Google Reader, a partir del lunes sólo obtendrás silencio en cualquiera de las aplicaciones compatibles con el servicio que estés usando.

Tienes tres opciones:

1) Se acabaron las suscripciones, que las redes sociales me guíen en las noticias y me descubran los artículos más interesantes para leer.

2) El punto anterior más suscripción por correo electrónico a blogs especialmente interesantes como éste (suscríbete).

3) Buscar un sustituto que haga más o menos lo que hacía Google Reader. Yo he elegido Feverº pero la mayoría están optando por Feedly, Feed Wrangler o Feedbin. Escucha este podcast de @maeltj donde da un interesante repaso a las opciones.

Si no tienes tiempo para tomar una decisión por lo menos exporta tus feeds de Google Reader, y con paciencia, porque no serás el último que lo ha dejado para última hora y los servidores andarán finos.

Hagas lo que hagas, haz algo y hazlo ya, que el lunes paso lista.

Fever: RSS para geeks irredentos

Fever web

No intenten hacer esto en casa sería el mensaje que debería figurar en la web de Fever, uno de los muchos servicios RSS que se postulan como sucesores de Google Reader. Aunque es un caso curioso porque Fever es postulado en realidad por algunos usuarios, mientras que su programador ya advierte que el está en otras cosas y que no le demos mucho el tostón. En fin.

Fever no es para todo el mundo. Es en realidad una aplicación que tienes que comprar en un solo pago de 30$ y que instalas en tu servidor, para después acceder a ella vía web o a través de las únicas dos apps de iOS compatibles, Sunstroke para iPhone y Reeder para iPhone. Fever es muy sincero y ya advierte que necesitas un servidor tipo Unix (no Windows/IIS) con Apache, PHP 4.2.3+ (preferiblemente compilado con mbstring y GD con soporte PNG) y MySQL 3.23+. No penséis que entiendo una sola de estas palabras, pero eso no ha sido problema para mí ni lo será para nadie. Fever se descarga rápidamente en un ZIP cuyo contenido descomprimido lo subes a tu servidor. Ejecutas entonces un test de compatibilidad y sólo entonces Fever te deja comprar la licencia y te facilita la clave de activación necesaria para que lo que ya has subido empiece a funcionar. Gruesos lagrimones de emoción corren por mis mejillas al ver esta muestra inusual de juego limpio.

Atención: TODO INDICA QUE ES POSIBLE LA INSTALACIÓN DE FEVER EN UN NAS DE SYNOLOGY. No obstante no lo he intentado ni lo voy a intentar, porque ya he cacharreado con este tema más de lo que me gusta, pero creo que el que esté interesado nada pierde pro probar, dado que Fever no le va a dejar pagar hasta que no certifique la compatibilidad.

Vista Kindling en Fever

Y ahora vamos con el funcionamiento. Puedes importar a Fever todas tus suscripciones de Google Reader, carpetas incluidas y seguir leyéndolas como siempre. Punto. Pero para eso no montas esta historia y te gastas 30$. Fever mete tus suscripciones importadas en un grupo que llama Kindling. Insisto que puedes terminar ahí, con todas tus suscripciones en tus carpetas de siempre, importadas como Kindling para leer y punto. Pero Fever te permite calificar otros feeds como Sparks; seguramente, cuando termines de hacer tu importación y entiendas el sistema, decidirás que algunos de tus feeds son Kindling (imprescindibles) y otros son Sparks, porque recomparten información de otros sitios o tratan de manera secundaria o menos atractiva para ti los temas principales.

Fever-Hot

Los Sparks suben la temperatura de los Kindling y eso te lleva a la sección Hot, donde puedes ver los temas principales más candentes (literalmente). Que varios Sparks toquen un tema no vale de nada, tiene que haber por lo menos uno o más Kindling que lideren el grupo. La temperatura de una noticia se calcula con un algoritmo en relación a la temperatura del cuerpo humano, por lo que un item a 41.2º como el de la captura es algo de rabiosa actualidad.

Fever nunca nos va a presionar con el número de items sin leer porque eso puede no ser lo importante para nosotros; podemos configurar su aparición o no a nuestro antojo. Por ejemplo podemos activarlo en los Kindling (que querremos leer siempre) y desactivarlo en los Sparks (que tenemos ahí sólo para condimentar noticias). También podemos desactivarlo por completo y leer sólo lo que es Hot. Así las cosas, puedes leer tu contenido en Fever de tres maneras:

  • Puedes leer los temas desde Hot para que Fever te muestre lo más relevante del momento.
  • Puedes leer todos tus feeds desde la sección Kindling, como ya hacías con Google Reader.
  • Puedes leer tus feeds secundarios desde la sección Sparks.

Vamos ahora con un par de ejemplos que os van a ayudar a entender mejor todo esto:

  1. Blogs sobre Apple en inglés: considero Kindling a Cult of Mac, Shawn Blanc o 9 to 5 Mac, y considero Sparks a HardMac, TUAW o The Apple Blog.
  2. Blogs personales: son Kindling blogs como ¿A qué saben las nubes? de fotografía o Recetas Thermomix de reciente cuño. No tocan temas generales y por tanto no sirven para cocinar temas candentes, ni tampoco van a recibir fuego de ningún Sparks porque no enlazan noticias, pero como lo que yo leo finalmente son los Kindling, si los quiero leer los tengo que meter ahí.

Como podéis ver la relación entre Kindling y Sparks tiene su sentido cuando hablamos de noticias; si hablamos de contenido original este juego de influencias se diluye. La sección Hot es muy interesante porque te plantea el enlace original que genera la noticia junto con todas las noticias en los distintos blogs que tratan el tema. La sección Saved es simplemente un sitio donde guardar artículos, a modo de las estrellas que poníamos en Google Reader; asimismo los artículos que guardemos ahí se salvan del borrado automático por antigüedad que se configura en las preferencias.

Por ejemplo este artículo participaría en un “cocinado” de artículos que enlazara a Fever y si pongo el enésimo enlace a la noticia del cierre de Reader en el blog de Google, estaré también junto con todos los artículos que hablan de ello, subiendo la temperatura del conjunto.

Compartir desde Fever

Desde Fever puedes compartir artículos con el servicio que quieras. Además de los que vienen ya configurados (email, Delicious, Instapaper y Twitter) puedes añadir los que quieras en tanto en cuanto conozcas la URL de compartir, cosa nada difícil de averiguar.

Opción Blacklist de Fever

Asimismo tienes una opción Blacklist tanto para evitar palabras clave como jailbreak como para evitar que algunos blogs especialmente sediciosos calienten las noticias. Esta función es realmente toda una bendición en según qué momentos de la actualidad.

Respecto a usar las apps para iOS es mejor que no os hagáis demasiadas ilusiones. Reeder para iPhone, por ejemplo, implementa muy bien el sistema Hot, yo diría que a veces incluso mejor que el propio Fever; sin embargo algunas inconsistencias de la API hacen que la sincronización sea lenta y presente algunos errores, como por ejemplo mostrar carpetas que ya han sido borradas.

Un punto tremendamente a favor de usar Fever vía web es el uso de los atajos de teclado, que convierten la experiencia en fluida y mucho más dinámica que la web de Google Reader. Si a eso le sumamos que la versión móvil que vemos en el iPhone y en el iPad es más que solvente, tenemos ante nosotros una solución completamente autónoma para usar vía web.

No me dolería en prendas decir que he tirado 30$ a la basura, pero la realidad es que Fever me ha conquistado y que voy a abandonar mis suscripciones de Google Reader desde ya por este nuevo sistema. Quizá en unas semanas pueda contaros más tras una experiencia de uso más intensa.