The Lightning Dock

The Lightning Dock ya montado

La necesidad (o no) de tener un dock en el que reposar nuestros dispositivos es algo que Apple nos creó ya desde los tiempos del iPod y que se ha ido diluyendo un poco con el tiempo. Apple ha dado un paso atrás en este producto pero creo que los demás fabricantes no han sabido cubrir ese hueco. ¿Fundas? Varias ¿Protectores de pantalla? Sí ¿Auriculares, altavoces? Los que hagan falta. Sin embargo si preguntas por un dock para el iPhone serán pocos los usuarios que afirmen tener uno o siquiera necesitarlo.

Compré The Lightning Dock porque me llamaba mucho la atención su diseño y para comprobar cómo de útil me podría ser realmente un dock para el iPhone. Y la verdad me alegro de haberlo hecho.

Diseño

The Lightning Dock es el dock para iPhone que más me ha llamado la atención de cuantos he estado revisando. Su premisa es un diseño elegante y la posibilidad de retirar el iPhone del dock con una sola mano, apoyando en el dock los dedos corazón y anular mientras tiramos del iPhone con los dedos índice y pulgar. La base está recubierta de aluminio anodizado negro (en mi modelo) y posée el suficiente peso para resultar cómoda en su uso.

Aunque el conector tiene la suficiente solidez para aguantar el dispositivo, este dock ofrece la posibilidad de añadir una pestaña sobre la que dejarlo reposar, incluyendo una pequeña “gota” de plástico para equilibrar el terminal si lo estamos usando sin funda. Desde mi punto de vista esta pestaña adicional es fundamental y debería formar parte sin duda de vuestro pedido.

El mismo diseño lo hace compatible a su vez con el iPod Touch de 5ª generación y con el iPad Mini, cosa que he podido comprobar.

Lightning

Accesorios de montaje

La incorporación en el iPhone 5 del conector Lightning ha cambiado toda la industria de accesorios de carga, debido al alto coste de estar incluido en el programa oficial de accesorios con ese conector. Por ello son muchos los fabricantes de accesorios que te proponen usar tu propio conector lightning para evitar ese sobrecoste.

The Lightning Dock es uno de esos accesorios y eso implica una pequeña dosis de bricolaje por nuestra parte, a cambio de no encarecer el dispositivo. Con la mini llave Allen incluida y un destornillador propio debemos adaptar nuestro cable en la base del dock y luego fijarlo, resultando un encaje sólido y estable. Hay que llevar cuidado porque si apretamos mucho el tornillo que fija el conector podemos acabar dañándolo.

Opciones

Aparte de una versión en madera que ya no parece estar a la venta, The Lightning Dock viene en aluminio anodizado “blanco” o negro, en terminación lisa o “cepillada” por traducirlo de alguna manera. La diferencia entre estas terminaciones brushed o bead se puede ver perfectamente en esta imagen. Un tercer color rojo estuvo disponible pero lleva tiempo agotado; da la impresión de que no están fabricando más unidades y que simplemente se limitan a vender las existencias, una lástima.

El modelo que yo elegí, black aluminum brushed with back support, cuesta actualmente 42,95$ con tan solo 9,95$ de gastos de envío desde USA, una cifra inusualmente baja si tenemos en cuenta que en apenas 15 días recibí el paquete.

Conclusión

El iPhone colocado sobre este dock queda fantástico, es estable y muy útil para tenerlo sobre el escritorio de trabajo o sobre la mesilla de noche, mientras lo cargamos. Si estáis decididos a comprar un dock para vuestro iPhone 5 difícilmente encontraréis una opción más sencilla y elegante que esta.

Puedes ver vídeos y más imágenes de The Lightning Dock en su web y también comprarlo… mientras queden unidades.

9 thoughts on “The Lightning Dock

  1. ¿Da algún problema con las fundas? Tengo una de la marca Speck y no era compatible con el Dock de Belkin.

  2. Definitivamente no existe mejor dock que el ElevationDock producido por ElevationLab, puesto que no es necesario afirmar el dock para sacar el iPhone

  3. Muy chulo, pero muy caro sobre todo teniendo en cuenta que te tienes que gastar ademas el dinero en otro cable lighting.

    He tenido Dock desde el iPhone 3G hasta que llegó el iPhone 5 y me he dado cuenta que una cosa que veia casi imprescindible he acabado por acostumbrarme a ello y poder vivir perfectamente sin Dock.

Comments are closed.