La 10.5.6 y los gestos de cuatro dedos

Todos estamos acostumbrados a extrañas decisiones por parte de Apple: fuera el FireWire, los nuevos auriculares no funcionan en el iPhone, los usuarios del iPod Touch tienen que pagar las actualizaciones… pero esta última es de las más demenciales que he conocido.

La actualización de Leopard 10.5.6 que ayer todos instalamos con frenesí permite a los nuevos MacBook Air desarrollar gestos en el trackpad usando cuatro dedos, pero no a los viejos MacBook Air, que usan EL MISMO HARDWARE en el trackpad que sus nuevos hermanos. Apple debe haber pensado que con tres dedos vamos sobrados y que el cuarto bien nos lo podemos meter por el…

Alguno podrá pensar que me mosqueo tanto porque ahora me toca de cerca y puede ser verdad pero es que la situación es especialmente clamorosa si pensamos que el viejo MacBook Air soporta perfectamente los gestos de cuatro dedos y que, con la nueva actualización, está pre-configurado para ello.

Todos recordaréis que algunos usuarios de MacRumors activaron estos gestos en noviembre para el MacBook Air. Ahora han actualizado el hack para adaptarlo a la 10.5.6 y se encuentran con que en el Panel de Preferencias no sólo aparecen estos nuevos gestos en la configuración perfectamente, sino también los vídeos explicativos; esos vídeos están ahí por el nuevo MacBook Air, claro, pero es que resulta que (lo digo otra vez) ambos usan EL MISMO HARDWARE en el trackpad. ¿Qué mente diabólica en Apple ha decidido hacer esto?

Insisto, es un detalle menor, pero también una de las cosas más absurdas que he visto hacer a Apple, máxime cuando activar esa función es algo extremadamente sencillo (aunque no carente de riesgos para un usuario común). No soy muy amigo de hacer modificaciones en mis dispositivos, y seguramente los gestos de cuatro dedos no serán lo que más voy a usar en este mundo, pero creo que le voy a hacer el hack de MacRumors a mi MacBook Air, aunque sólo sea por pataleo.

20 ideas sobre “La 10.5.6 y los gestos de cuatro dedos”

Los comentarios están cerrados.