Truco Macweekend: graba correctamente tus DVDs con iDVD

Aunque iDVD está un poco abandonado por Apple, sigue cumpliendo perfectamente la función de pasar a DVD nuestras películas montadas con iMovie o cualquier otro vídeo del que dispongamos. Además, su «enlace» con iMovie se recuperó en iLife’09 siendo ésta prácticamente la única novedad notoria de iDVD, que por algún motivo había sido omitida en iLife’08.

Por esta falta de actualizaciones iDVD ha estado en el foco de los rumores más diversos, desde su eliminación hasta su posible relanzamiento como programa capaz de crear contenidos iTunes LP. De momento, mientras esté con nosotros y siga grabando DVDs vamos a centrarnos en esa tarea, para la cual os traigo un truco que aprendí de Unamito en el Macweekend de Murcia.

Quizá os haya ocurrido que grabáis un DVD con una fastuosa película familiar con iDVD en vuestro Mac, tras lo cual probáis el DVD en el propio Mac para comprobar que todo va perfecto. Sin embargo, cuando estáis en casa de vuestros padres y ponéis allí el DVD os percatáis de que no se ve correctamente, que se producen saltos o incluso algún atasco de las imágenes. Eso es debido al tipo de codificación que habéis elegido. En la imagen que preside este artículo podéis ver los tres tipos de codificación y existentes y a los que se accede del menú Proyecto submenú Información del proyecto. Las indicaciones de Apple pueden parecer confusas al respecto, ya que condiciona la opción a elegir con la cantidad de material que estamos grabando:

Si el proyecto contiene una hora de vídeo o menos (para un disco de una capa), seleccione «Velocidad máxima». Si contiene entre 1 y 2 horas de vídeo (para un disco de una capa), seleccione «Calidad alta». Si desea la mejor calidad de codificación posible para proyectos de hasta 2 horas (para un disco de una capa), seleccione la codificación «Calidad profesional». Esta opción requiere aproximadamente el doble de tiempo que «Calidad alta», por ejemplo, por lo que únicamente debe seleccionarla si no le corre prisa grabar el disco.

Sin embargo, esto tiene su sentido si atendemos a una descripción más profunda de las tres calidades:

– Velocidad máxima: es el método más rápido porque además permite ir codificando en segundo plano el proyecto conforme lo estás montando (antes de darle al botón de grabar) activando una opción a tal efecto que está en el menú Avanzado. Sin embargo es la opción que menos espacio aprovecha del DVD por lo cual es ideal para proyectos de poca duración.

– Calidad alta: codifica el material después de darle al botón de grabar, con lo cual el proceso total aumenta en duración pero se obtiene una mayor calidad. Varía el nivel de compresión total basándose en el tamaño total del material a comprimir y usa aquel que le hace aproximarse más al tamaño del DVD virgen que estemos empleando. Por ello es el recomendado por Apple para contenidos de entre 1 y 2 horas, porque consigue que dichos proyectos quepan en un DVD de una capa. Si tu material es de una hora o menos, no te merece la pena usar este sistema; sin embargo, si tu material excede de una hora, esta opción reducirá su calidad para poder meterlo en un DVD de una sola capa. Resumiendo, este tipo de codificación hace lo que sea necesario para que el material quepa en el disco que hemos introducido y a veces eso juega en contra de la calidad final del DVD.

Las dos opciones anteriores usan el bit-rate de reproducción más alto posible que pueda usar un DVD doméstico, por lo cual podemos encontrar que los discos grabados así se reproducen con dificultad en reproductores de DVD de baja estopa.

– Calidad profesional: la máxima calidad pero también la mayor duración en el proceso de grabación del proyecto. El objetivo de este tipo de codificación sigue siendo meter el material en el disco que vayamos a usar, pero esta vez sin escatimar en medios, usando codificación en dos pases, repasando bien el material para usar baja compresión en las escenas de detalle o con objetos en movimiento y alta comprensión en las escenas que precisan de menos detalle

En principio la recomendación es armarse de paciencia y elegir siempre la opción Calidad profesional, aunque tarde mucho, mucho, muchísimo en tener listo el DVD. No es un consejo mágico y definitivo y finalmente será vuestra propia experiencia y a veces la de otros la que os de el patrón definitivo sobre cómo actuar en cada caso en función del material a grabar.

Este y otros trucos puedes aprender en el Macweekend, el tour formativo sobre Mac organizado por Macademia. La próxima parada de este tour es en Valencia y versará sobre fotografía digital. No dudéis en apuntaros 🙂

7 ideas sobre “Truco Macweekend: graba correctamente tus DVDs con iDVD”

Los comentarios están cerrados.