Qué iPad comprar (1 de 3)

A petición popular y porque me da la gana iniciamos aquí una serie de tres artículos en los que voy a exponer qué modelo de iPad es el idóneo para mí. Es evidente que mis necesidades y manías no tienen porqué ser las «normales» o las de la mayoría de los lectores, pero quizá viéndome elucubrar sobre el tema, cada uno de vosotros pueda usar un patrón similar de cavilación que le lleve a su propia decisión.

¿Por qué tres artículos? En este primer artículo voy  a comentar a priori qué modelo de iPad me compraría hoy, sin saber nada de la experiencia de uso de quienes ya lo tienen; esto es posible porque acabo de volver de vacaciones y estoy un poco ajeno a todo lo que se ha comentado estos días. En el segundo artículo, veremos si mantengo lo dicho en el primero, tras ver todo un mes de experiencia de uso por parte de quienes ya tienen un iPad. En el tercer artículo, contaré cual me he comprado finalmente y si en un primer vistazo tengo la sensación o no de haber acertado.

¿Y qué iPad creo que es el ideal para mí? Vamos a empezar por la capacidad (16, 32 o 64 Gb) y podríamos hacerlo con el refrán castellano «burro grande, ande o no ande», pero creo sinceramente que no es el caso. Partiendo del hecho de que a ninguno nos sobra el dinero, creo que es importante no comprar el más grande porque sí. Es evidente que si me compro un iPad de 64 Gb ya haré por llevarlo siempre lleno, sobre todo para evitar que mi mujer me mate, pero ¿de verdad necesito el más grande? Yo en principio voy a usar el iPad en casa, o como mucho en casa de otros (amigos o familiares) para enseñarles fotos y cosas así. Eso significa que difícilmente escucharé música en el iPad, quizá alguna cosa pero poco asunto. Considerando que de mis 32 Gb de iPhone tengo ocupados 27 Gb con música, resulta evidente que si descarto la música puedo decantarme perfectamente por el de16 Gb. Creo que 16 Gb son perfectos para llevar todas las aplicaciones, libros, varias galerías de fotos y algunos vídeos. No creo que lo use mucho para ver series o películas, porque eso lo hago con una TV, el Apple TV y mi señora esposa al lado; de esta manera, el espacio destinado a vídeo tampoco me preocupa mucho.

Y ahora la pregunta del millón ¿con 3G o sólo Wi-Fi? Pues yo pensaba que con sólo Wi-Fi ya iba listo, máxime cuando mi idea es que el iPad es un producto para usar en interiores, en mi casa o en la de otros. Sin embargo pensando un poco me he dado cuenta de que es también un producto con un potencial enorme y que parece sólo limitado por la imaginación de los programadores. Por ello creo que me compraré el modelo con 3G y Wi-Fi, que también incluye GPS. De esta manera no sólo estoy preparado para lo que sea que se les ocurra a los programadores, sino que también estoy a salvo de esos momentazos de aburrimiento mortal veraniego en la playa, donde generalmente el ADLS y el Wi-Fi brillan por su ausencia (algún día escribiré un artículo sobre lo que opino de veranear en la playa).

Bueno, pues este es mi razonamiento y ésta mi conclusión (Wi-Fi 3G 16Gb). Espero que os sea de alguna utilidad y a ver si mantengo mi decisión en el segundo artículo de esta serie, dentro de unas tres semanas. De momento voy a dejarme de ilusiones y a preparar 629 €; todo lo que baje de ese precio ya me hará feliz

27 ideas sobre “Qué iPad comprar (1 de 3)”

Los comentarios están cerrados.