Qué iPad compré

Llegó el iPad Day y como muchos otros, me lancé a la calle a buscar mi iPad. Afortunadamente mi trabajo está a 5 minutos de Benotac, el Apple Premium Reseller que hay en Murcia, y tras una primera visita infructuosa, a la segunda pude hacerme con un iPad, pero un modelo que no era el inicialmente previsto.

Finalmente he comprado el iPad 32Gb 3G, por el absurdo motivo de que no habían modelos de 16Gb ni fecha prevista de entrada, así que aprovechando que mi mujer es una bendita, cogí el modelo inmediatamente superior. En Benotac no recibieron ningún modelo de 16Gb por lo que otros muchos clientes tomaron la misma determinación que yo.

¿Mis sensaciones? Pues qué queréis que os diga; yo ya había probado uno por lo que iba sobre aviso de lo que iba a encontrar. Curiosamente no me resulta tan pesado como me resultó la primera vez. Como aquel iPad apenas llevaba nada, no pude disfrutarlo completamente, pero una vez que he cargado el mío sí he podido disfrutar con todas sus innovaciones a nivel de interfaz de usuario.

Desde el punto de vista multimedia, el iPad es un auténtico mata-abuelas, es decir, cuando vas a ver a la abuela y le llevas en el iPad las fotos y los vídeos de los nietos, muy dura tiene que ser la señora para que no se te deshaga en lágrimas allí mismo. Bromas aparte, ahora mismo no imagino una mejor manera de poder mostrar tus fotos y tus vídeos personales a la familia y amigos; sólo por eso ya habría mucha gente dispuesta a gastar los 479 € que vale el modelo básico, por lo que creo poder afirmar sin temor a equivocarme que tenemos un nuevo hit de ventas entre nosotros, que se popularizará entre la población en general con la misma intensidad que lo hicieron el iPod y el iPhone. Si alguien quiere decir que todos los iPads vendidos hasta la fecha los han comprado frikis y fanboys no seré yo el que lo desmienta, pero una vez que nosotros ya lo tenemos, ahora vendrá la gran oleada de público en general. Y una cosa sí digo, el día del lanzamiento en Benotac había un montón de gente y sólo una pequeña minoría éramos frikis declarados (y no me digáis que cómo lo sé porque se nos detecta a la legua).

Centrándonos en el iPad en sí, quiero insistir en que su principal cualidad es la velocidad. Ya hace tres años que uso un iPhone y a estas alturas el sistema operativo o la interfaz multitáctil no me van a sorprender, pero sí lo ha hecho la velocidad con que funciona el iPad para abrir aplicaciones, para cerrarlas, para girar la pantalla… todo ello con espectaculares transiciones gráficas y sin un ligero fallo siquiera.

En los días posteriores al anuncio del iPad muchos fueron los que argumentaron en contra del dispositivo que Apple había hecho poco por su parte y que había dejado la pelota en el tejado de los desarrolladores. En el Epic Tablet Podcast, por ejemplo, Pedro Aznar y Samuel Campos (quién está loco de contento con su iPad, felicidades Samuel) eran de esta opinión, y aunque yo coincidía con ellos en esa idea, no me parecía un defecto del iPad, sino una posibilidad casi infinita de incremento de sus prestaciones.

Sin embargo, volviendo sobre el tema, debo decir que me ha sorprendido cómo cambia el mundo de las apps para iPad respecto al de las apps para iPhone. Para empezar son por lo general más caras y hay menos opciones gratuitas interesantes; esto último espero que se solucione cuando la plataforma iAds se ponga en marcha. Luego parece que hay y habrán muchas ausencias definitivas como por ejemplo Facebook o Flickr, que quizá no vean necesaria una app específica al poder acceder perfectamente a la web regular de la plataforma. Otras aplicaciones similares, como WordPress no han tenido ese escrúpulo y han sacado su app para el iPad. De momento sin duda lo que más me ha sorprendido es cómo se han adaptado «viejas» aplicaciones del iPhone al nuevo dispositivo: Dropbox, Evernote, WordPress, 1Password, GoodReader, Gowalla… son algunos ejemplos de compañías que han hecho un gran trabajo. No son muchos los programadores que se han decidido a universalizar sus apps, pero los que lo han hecho se lo han tomado muy en serio y han ganado un cliente para toda la vida.

Hay zonas del mercado de las apps para iPad que permanecen casi vírgenes o al menos no tan saturadas como sus equivalentes para iPhone, como por ejemplo Twitter: casi todo el mundo que me ha contactado sobre el tema está usando Twitterrific, una app que está bien pero con limitaciones. TweetDeck es una basura y Twittelator cuesta 3,99 € de vellón. No existe para iPad versión de Echofon ni de la aplicación antes conocida como Twittie. Hay más opciones de pago (de nombres desconocidos) y alguna gratuita como Tweet Flow que no inspira mucha confianza. Otro territorio relativamente inexplorado son los lectores de feeds: Byline ni está ni se le espera, Reeder será una app separada de la del iPhone y ya llega tarde (¿que has estado haciendo desde enero, tío?), lo cual nos deja con Feedler, una aplicación bastante correcta pero que apenas era alguien en el mundo iPhone, y con Headline, una app que está muy bien pero que (de nuevo) cuesta 3,99 € de vellón.

El mundo de la conexión 3G para el iPad me recuerda que las operadoras en este país deberían ser encontradas, atraídas y atadas en las Tinieblas en la Tierra de Mordor donde se extienden las Sombras. Como poco. En estos momentos en España sólo hay dos tipos de usuario que están usando la conexión 3G de su iPad: aquellos que compraron el iPad a Apple e incluyeron una microSIM en el pedido y aquellos que han tenido el valor (y la habilidad) de recortar una SIM normal. Los demás estamos mendigando Wi-Fi y maldiciendo a los dioses del averno. Los que pidieron su microSIM a Movistar están todavía esperando (si alguien la tiene que lo diga) y los que hemos pasado por las tiendas de Orange y Vodafone hemos disfrutado del más variado repertorio de caras de asombro y perplejidad ante nuestra solicitud. Cabe destacar una tienda de Orange a la que llamé y tras preguntar «¿Tenéis tarjetas microSIM para contratar la tarifa del iPad?» recibí 4 segundos de intenso silencio y tras ellos una frase desencajada y nerviosa «¡Es que estoy sola! No está mi compañera». Al parecer en las tiendas de Orange no se puede dar información si no están todos los trabajadores dentro de la tienda. País.

En mi caso, y descartada de momento la opción Movistar (ya veremos de cara al verano) mi santa esposa y yo hemos decidido pedir una microSIM a Orange con tarifa diaria, cosa que ahora se puede hacer vía web y tras lo cual he recibido mi número de pedido y un mail precioso de confirmación. Tienen incluso en su web un sistema de seguimiento de pedido y en los comentarios os iré diciendo cómo va la cosa. La tarjeta se paga contrareembolso, lo cual me ha hecho recordar cuando era un crío a finales de los 80 y principios de los 90 y pedía juegos a Dinamic y a Erbe para pagarlos contrareembolso. Ains. Bromas aparte, creo que te lo envían por agencia, porque preguntan sobre el horario preferido de entrega, así que lo mismo tengo suerte y el martes o miércoles la recibo. La web de Vodafone te remite a la web de Apple a que te busques la vida. Sé que hay otras soluciones más baratas como Simyo o Pepephone, pero de momento con la tarifa diaria de Orange puedo salir del apuro mientras perfecciono mi técnica de recortar SIMs.

Sobre accesorios y fundas se podría escribir un blog entero. De momento he preferido no complicarme y ante el deseo por parte de mi santa esposa de regalarme una funda por mi santo, he cogido una Second Skin de Tucano negra, funda de cremallera que se adapta bien al iPad y lo protege bastante. Aunque creo que quizá las fundas tipo libreta como la de Apple son el futuro, todavía no he visto la que me seduzca y he preferido salir del paso con una funda barata y eficiente. El Camara Conection Kit también parece interesante, pero la web de Apple indica envío en 4 semanas, así que me esperaré a que lo traigan a Benotac.

Pues como veis estoy bastante contento con mi adquisición, como supongo todos los que lo tienen en este momento. Aprovecharé los 32 Gb aunque tras ver lo que le he puesto en los primeros días, me mantengo en mi idea de que 16 Gb hubieran sido suficientes. Ya veremos conforme pasen las semanas y lo use de manera habitual.

22 ideas sobre “Qué iPad compré”

Los comentarios están cerrados.