Ya tengo un iPhone 4 ¿y ahora?

El título de este artículo ya me mete directamente en un asunto difícil de lidiar y es ¿cómo debo escribirlo? ¿Enfocado hacia quien nunca ha tenido un iPhone o enfocado hacia quien cambia de su antiguo iPhone al modelo más actual? ¿Enfocado a cualquier tipo de poseedor de un iPhone 4 o a los que todavía no lo tienen, para comunicarles mis sensaciones y ayudarles en su toma de decisión? Vamos a intentar hacer un poco de todo esperando satisfacer a todo el mundo.

Es mi primer iPhone

Pues por manido que suene, léete el manual. El iPhone 4 viene con un escueto manual de unas 20 páginas que te van a solucionar las dudas más básicas, esas que casi nadie te va a contestar en ningún foro de básicas que son, por ejemplo cómo crear carpetas, cómo funciona la multitarea o cómo funciona el texto predictivo del teclado. He conocido usuarios nuevos de iPhone que después de meses de tenerlo seguían sin saber cómo funcionan algunas de las cosas más básicas por no leerse el manual.

Sensaciones físicas

Para mí, este es el mejor iPhone desde el punto de vista del diseño. El iPhone EDGE me encantaba por su factor forma y ya en su momento dije que el diseño del iPhone 3G-3GS no me gustaba mucho, que esa panza curva le quitaba mucho atractivo. Con el iPhone 4 he vuelto a recuperar esa sensación que me daba el EDGE de tener entre manos una especie de micro-tableta de telecomunicaciones, algo que escapa a cualquier otro teléfono. Lo de la parte de atrás de cristal es un acierto total y un ingrediente más a esa sensación de que tienes entre manos un teléfono de lujo que ríete tú del Vertu. Por eso creo que el bumper es la funda ideal para este teléfono, porque lo protege por los bordes y te mantiene la sensación física del diseño original. Los botones de encendido, vibración y volumen tienen un poco más de resistencia, lo cual los hace más útiles para su manejo, sin embargo el botón Home es el más suave de cuantos he podido probar. La potencia y calidad del altavoz también ha mejorado considerablemente.

Esto quema ¿es normal?

Apple, en el diseño industrial de sus productos, sigue últimamente una de las normas básicas de Shrek: mejor fuera que dentro. El cristal de la carcasa y el aluminio de las antenas hacen que se disipe hacia afuera el calor que genera el iPhone. Si a eso le añadimos que no paras de trastear con él desde que lo compraste, pues entonces tenemos un iPhone calentito. No obstante, preguntado el asunto en twitter recibí 38 respuestas de lo más diversas, desde aquellos que afirmaban que es un témpano de hielo hasta otros que coinciden conmigo en que se calienta lo suyo.

La Retina Display es impresionante

Lo es. Así, sin paliativos. He vuelto a tener la misma sensación que tuve con el iPhone EDGE en su momento: el iPhone con la pantalla encendida encima de una mesa da la sensación de ser una maqueta con la pantalla impresa en un papel, alucinante. Si tenéis un iPhone 3GS a mano os invito a una prueba: comparad los números de la brújula en ambos teléfonos. Todos los iconos dan la sensación de estar mucho más pulidos y las fotos se ven impresionantes. Si bien ya he comentado que uso iBooks en el iPhone mucho más de lo esperado, esta pantalla lanza la lectura de libros en el iPhone a un nuevo nivel: la pantalla cansa muchísimo menos la vista y puedes usar tipos de letra más pequeños sin perder definición y por tanto sin tener que realizar más esfuerzo visual para leer. Además Apple se lo ha currado y ha añadido muchos detalles y sombras a la interface estandar del iPhone, a los iconos y a las aplicaciones por defecto.

Mucha Retina Display pero en algunas aplicaciones los píxeles se ven como puños

La Retina Display exige cierto esfuerzo por parte de los programadores. Piensa que donde antes había un píxel ahora hay cuatro. Apple ha hecho un genial esfuerzo de software para que las aplicaciones antiguas se sigan viendo bien en el nuevo iPhone, pero los programadores tienen que hacer su parte. Hay aplicaciones como ShopShop que están hechas a base de texto, frames gráficos del SDK y ya está; estas aplicaciones se verán bien sin necesidad de actualización. En el momento que incluyan algún elemento gráfico como Evernote, Things… por pequeño que sea, o los juegos, necesitarán que el programador realice una actualización. Una vez más, es el momento de diferenciar los programadores fieles a sus clientes de aquellos que sólo fueron a sacar pasta rápidamente. Dado que el iPhone 4 hace ya semanas que está a la venta en USA y otros países, la mayor parte de las aplicaciones más importantes ya se han actualizado. Incluso algunos juegos como N.O.V.A. de Gameloft han hecho un trabajo especialmente bueno, con gráficos en HD que se mueven salvajemente rápidos y uso del giroscopio en el manejo del jugador.

La cobertura sube y baja como una loca

Una vez más he preguntado a la gente en Twitter y son usuarios de Vodafone y de Orange los que más se quejan de estos cambios. A mí me pasa con mucha intensidad, al punto de estar mirando el teléfono y ver que baja una raya la cobertura, pasa de 3G a sin conexión, de ahí a GPRS y de ahí a 3G ¡¡SIN QUE YO HAGA NADA!! El problema es que todas estas pruebas las estoy haciendo en una zona de escasa cobertura y no sé hasta qué punto es culpa del teléfono o culpa de Orange, mi nuevo proveedor de telefonía. En el mismo sitio que estoy, mi 3GS anterior con Movistar también pierde el 3G con mucha facilidad y la cobertura también va y viene, pero me da la sensación de que el iPhone 4 es más sensible en ese aspecto. No obstante he hecho algo que ha estabilizado un poco la situación: Ajustes – General – Restablecer – Restablecer ajustes de red. Después de aplicar esto la cobertura parece más estable, ya no sube y baja alocadamente, aunque sigue teniendo sus fluctuaciones.

¿Y lo del asunto de la antena? ¿Le pones el dedo y pierde cobertura?

Si ahora mismo me preguntan, diría que mi teléfono es el más sensible del mundo al tema de la antena: es ponerle un dedo encima y allá que van las barras de cobertura. Una vez más no sé si esto me pasará igual estando en el centro de la ciudad a tope de cobertura, pero de momento es lo que hay. Para no desquiciarme mucho con el asunto le he comprado una funda de Incipio dermaSHOT (en negro, con una prodigiosa capacidad de atraer el polvo) a la espera de que me llegue el bumper de Apple. De nuevo, el estar haciendo las pruebas en mitad de la nada hace que mi juicio no sea definitivo. Como ya he comentado, aquí donde estoy ahora mismo todos tenemos problemas de cobertura y con mi 3GS y Movistar tengo que estar paseando hasta encontrar un sitio donde la llamada no se entrecorte. Esperaré a septiembre, lo probaré en ciudad, lo compararé con otros iPhones Orange, y llegado el caso llamaré a Apple a ver si me lo cambian.

¿Y eso de la funda que regalaba Apple?

Para participar en el iPhone 4 Case Program tienes que bajarte su aplicación iTunes. En ella aparecerán las distintas fundas disponibles y podrás hacer tu pedido, gratis por supuesto. La única pega es que bumpers de Apple sólo ofrecen en negro y que cualquier funda que pidas tarda al menos entre 2 y 4 semanas en llegarte.

La velocidad

El iPhone 4 lleva el mismo procesador que el iPad, el Apple A4, y se nota. Para empezar en la más sencilla de las operaciones, encender el teléfono, o en cualquiera de las operaciones rutinarias como navegar entre los menús, pasar de una aplicación a otra, hacer una foto… todo va a más velocidad que en un 3GS y no os cuento la diferencia con un 3G o con un EDGE. Aplicaciones que nunca han sido un prodigio de velocidad, como Evernote, ahora se comportan muchísimo mejor. Aunque tenga pocas rayas de cobertura, la conexión 3G funciona muy rápida y la navegación web es impecable. Aplicaciones «de refresco», como las de Twitter o Foursquare, funcionan con más fluidez. También da la sensación de que la sincronización con iTunes va más veloz, pero no tengo datos empíricos para demostrarlo. En definitiva la sensación que tengo es la de fluidez, que haga lo que haga voy de un sitio a otro con suavidad y soltura. Aun así, creo que están por venir aplicaciones que aprovechen totalmente las capacidades de este nuevo iPhone. Al igual que desde hace un año muchos juegos se hacen pensando en el 3GS, creo que a partir de ahora el iPhone 4 va a marcar un nuevo estándar de velocidad para las aplicaciones, cosa que van a sufrir en menor medida los propietarios de un 3GS y en mayor medida los propietarios de un 3G y un EDGE.

La cámara

El iPhone desde mi punto de vista siempre ha tenido buena cámara. Incluso desde sus versiones más primitivas y con menos resolución, la calidad de la lente y el software de balance de blancos han conseguido que las fotos fueran más que decentes. Si a eso le añadimos la nueva lente de 5 megapíxeles pues tenemos como resultado que mucha gente va a dejar la cámara compacta en casa. El nuevo sistema de enfoque durante el vídeo también es muy interesante, ya que hasta ahora a la hora de grabar vídeo podías enfocar antes, pero no durante la grabación. De momento con lo que no estoy muy contento es con el flash: o bien me mancha las fotos o bien tiene demasiada potencia y la gente sale blanca. Seguiremos haciendo pruebas.

La batería

El otro día me comentaron en Benotac que las especificaciones técnicas del iPhone 4 no revelan una batería que sea mejor que la del 3GS y ello coincide con mis sensaciones. Puede que la batería tarde un poquito más en gastarse por optimización del nuevo hardware, pero en este aspecto la capacidad del iPhone 4 es similar a la del 3GS. No esperéis milagros al respecto.

Es que esto no es un iPad

Muchos de los que en su momento compramos un iPad hemos esperado ver en este iPhone 4 una especie de iPad en pequeño, en lo referente a sus virtudes. Pues no. El considerable tamaño del iPad da para mucho en asuntos como la cobertura 3G (brutal siempre en el iPad) o la duración de la batería. La velocidad viene a ser más o menos la misma y la sensación de calidad de imagen es similar en algunas tareas como viendo fotos, ya que la Retina Display del iPhone 4 más o menos se equipara a la pantalla del iPad, no por la calidad (menor en éste último) sino por su tamaño.

¿Contento? ¿Lo recomiendas?

El tema de la cobertura con Orange me tiene mosqueado, y dado que ahora mismo no puedo hacer pruebas en ciudad, hasta que no pueda hacerlas no podré emitir un veredicto definitivo y ver si es culpa de Orange o del teléfono. Llegado el momento puede que os diga que sigo pensando que el iPhone 4 es brutal pero que pasarme a Orange ha sido una cagada en mi caso, no lo sé.

Salvada esa pequeña sombra, estoy tremendamente contento con el iPhone 4 y se lo recomiendo a todo el mundo eso sí, haciendo una leve salvedad: yo tenía un 3GS y la velocidad del 4 es genial pero no es un abismo de diferencia con lo que tenía, mientras que la pantalla y la cámara sí son radicalmente mejores ¿son estas cosas suficientes para cambiar de un 3GS a un 4? Para mí sí lo han sido, combinado con el hecho de que mi mujer se ofreció para regalármelo por mi cumpleaños. Cada uno tendrá que ver sus circunstancias y tomar su propia decisión. Desde luego si tenéis un EDGE o un 3G y tenéis posibilidades de pillar un 4, ni os lo penséis.

Aplicaciones específicas

No voy a descubriros América aquí pero hay algunas aplicaciones que bien aprovechan características especiales del iPhone 4 bien han sido actualizadas para dar soporte a la Retina Display o a las notificaciones locales (no push) de iOS 4.

FaceNow FaceNow (recomendada por appsmac.com)

Awaken Awaken

iMovie iMovie

You Gotta See This! You

N.O.V.A. N.O.V.A.

Flight Control Flight

41 ideas sobre “Ya tengo un iPhone 4 ¿y ahora?”

Los comentarios están cerrados.