La pantalla del próximo iPad no será en 3D

Leo atónito y estupefacto en Macstories que en Hollywood algunas mentes pensantes dar por supuesto que el próximo iPad llevará pantalla en 3D. Esta pantalla usaría una tecnología similar al Parallax Barrier de la Nintendo 3DS que te permite ver contenido en 3D sin necesidad de usar unas gafas especiales.

Al parecer incluso algunos estudios están ya trabajando sin descanso para tener listo contenido en 3D para la fecha de lanzamiento del iPad 3, supuestamente el primer trimestre de 2012.

Cualquiera que conozca un poco el estilo de Apple sabe perfectamente cómo se comporta la empresa respecto a incorporar en sus dispositivos las últimas tecnologías. Sin entrar a valorar mi propia opinión sobre las pantallas 3D actuales, creo que Apple incluirá tal tecnología en sus dispositivos iOS justo justo 5 minutos después de añadirles Flash.

Sin embargo sí creo que Apple puede hacer un movimiento interesante en su próxima generación de pantallas para iOS. Más allá de continuar en una carrera desbocada en el tema de la resolución, me atrevería a aventurar que el desarrollo de Apple pasa por hacer sus pantallas más compatibles con la luz del día. Actualmente no puedes usar un dispositivo iOS en una terraza, en la playa o por la calle, y eso merma mucho el potencial de iPad (por ejemplo) como dispositivo todoterreno. Amazon sin ir más lejos ya sacó un anuncio donde dejaba claro que es imposible leer con un iPad en una tumbona de piscina, mientras que un Kindle se ve espectacular esté donde esté. Yo mismo he protagonizado una escena similar entre mi iPad y el Kindle de mi mujer.

Está claro que quien quiere leer y punto se va a comprar un eBook, por precio y por características. No obstante, dado que a nadie le amarga un dulce, quizá Apple podría recuperar algo del mercado perdido en favor de los eBooks si consiguiera una pantalla que se comportara mejor con luz directa.

Claro, que dado que en Apple venden todos y cada uno de los iPads que consiguen fabricar, puede que no estén muy preocupados por la cuota de mercado que les puedan estar quitando los eBooks ¿no?