Los ebooks suben de precio el 1 de enero

El próximo 1 de enero de 2015 cambiará la legislación europea en cuanto a la aplicación del IVA en los libros electrónicos. Hasta la fecha el IVA a aplicar era el determinado por el país donde la tienda estuviera establecida; la iBooks Store europea está en Luxemburgo, por lo que se aplicaba un 3% de IVA. A partir del 1 de enero de 2015 el IVA a aplicar será el del país de residencia del cliente, que en España es del 21% y en el resto de países de la UE ronda esa cifra, salvo en Francia que es el 5,50%. La diferencia entre la cuota de IVA aplicada en Francia y Luxemburgo a los libros electrónicos y la que aplican el resto de países se debe a que éstos últimos no consideramos los libros electrónicos como cultura, sino como un artículo de lujo, debido sin duda a que nuestros dirigentes son una pandilla de ancianos mentales, analfabetos funcionales, que cuando hablan de Internet dicen nuevas tecnologías y en realidad no entienden nada de todo esto y sus asistentes les tienen que responder los mensajes de texto y los emails porque ellos no se aclaran.

Este cambio legislativo busca eliminar el “IVA por domicilio” mediante el cual determinados negocios instalados en Francia o Luxemburgo partían con ventajas para vender al resto de Europa. Evidentemente la solución elegida no es bajar el IVA en el resto de países, o que tengamos un IVA común, sino seguir creando más diferencias entre ciudadanos de la UE y permitiendo a los gobiernos nacionales recaudar más impuestos. Europa demuestra que sigue siendo un pueblo de granjeros y pescadores, un compendio de tribus regularmente avenidas para los cuales “lo suyo” es mucho más importante que tratar de construir una verdadera Unión Europea. Si Estados Unidos no tiene todavía más supremacía y control sobre nosotros, es porque ni siquiera les merece la pena, al igual que tú no te molestarías por detentar el poder en el hormiguero que hay en el jardín de delante de tu casa. Para el político medio europeo la decisión buena, en cualquier materia, es aquella que conlleva restricciones a la libertad de competencia y una subida de impuestos, dado que así el volumen de su gestión económica crece y también sin duda los beneficios de un posible comportamiento corrupto. Los europeos tenemos este mes de mayo una cita con las urnas donde demostraremos sin duda, una vez más, que tenemos los gobernantes que nos merecemos.

Una vez desahogado, paso a explicar con números el significado real de todo esto. Mi libro, Podcasting: Así lo hago yo te cuesta hoy 0,99€, o lo que es lo mismo 0,96€ (el precio real) más el 3% de IVA, o sea 0,03€. De ese importe, los 0,03€ se los queda el gobierno de Luxemburgo, donde está domiciliada la iBooks Store, y de los 0,96€ del precio, Apple se lleva 0,29€ y yo 0,67€.

Dado que el precio real de mi libro antes de impuestos es de 0,96€, yo ahora tendría que cambiar el precio para cada país de la Unión Europea en función de su tipo de IVA, para mantener mis exiguas ganancias. Así, para seguir ganando 0,67€ por cada libro vendido en España, a partir del 1 de enero tendría que vender el libro a 1,16€, pero dado que ese precio no existe en el rango de precios de Apple, el libro pasaría a costar 1,49€. Si no hago ese cambio, en vez de ganar 0,67€ por libro pasaría a ganar 0,57€ y si vendo 100 libros, en vez de ganar 67€ ganaría 57€. Piensa ahora en libros con más contenido que cuestan 4,99€ o 9,99€, multiplica y verás qué contentos estamos hoy los que tenemos España como país principal en la venta de nuestros libros en la iBooks Store.

En una economía como la de la iTunes Store, una diferencia de precio 0,49€ es crucial; si hubiera sacado mi libro a 1,49€ estoy seguro que hubiera recibido muchas menos ventas casuales o por simple simpatía de las que habré recibido. Ante un rango de precios dado todos actuamos en consecuencia; yo le doy 1€ de propina al tío que me trae en moto el kepab, pero una app de 0,99€ la tengo en vigilancia MESES a ver si un día la ponen gratis. Y la mayoría de la gente actúa parecido. Si hablamos de libros más caros, de 3,99€ por ejemplo, pasar a venderlos a 4,49€ puede ser una auténtica tragedia de ventas.

A ti, lector, quiero recomendarte que antes del 1 de enero compres esos libros que tenías ahí pendientes, para evitar comerte la más que previsible subida de precio por este cambio de IVA tan simpático. ¿Qué libros? Obviusly el mío y también los de Carlos Burges, Edén Expósito, Javier Cristóbal y, como no, El jamón, quizá de todos el más apropiado para estas fechas.

¿Y qué voy a hacer yo? Pues darme prisa en terminar la versión iPhone de mi libro para que los interesados tengan el máximo de días posibles para comprarlo a 0,99€, ya que una vez hecho eso aceleraré también las actualizaciones grandes que tengo en curso (otro capítulo, vídeos) para poder subir el precio de ambos libros a 1,49€ lo antes posible pero ofreciendo más contenidos a cambio. El precio de 0,99€ por mi libro actualmente me parece justo por los contenidos de salida; no quiero perder dinero pero tampoco sacar los pies del tiesto.

David Sparks es un autor americano de éxito que escribe buenísimos libros técnicos sobre Apple y su entorno. Son libros LLENOS de videos y contenidos y suelen ser caros, por encima de 7€. Si David no está al tanto y no varía sus precios para Europa, es fácil que en 2015 pueda llegar a perder cerca de 1.000€. Poca broma.

5 thoughts on “Los ebooks suben de precio el 1 de enero

  1. Está muy claro que europa es un fracaso no sirve para nada, o casi. No solo es el tema del IVA, también leyes son distintas en cada territorio, y no hablo de tontadas, si no de cosas básicas… Cada pais lucha por ser el jefe del corral cuando la palabra unión debería indicar lo contrario, que todos al mismo ritmo.

  2. Este problema es el de siempre, si vamos hacia una Europa realmente comun y unida, con leyes similares (tampoco iguales pq hay disitintas culturas de por medio..) y un gobierno central mas o menos eficaz… Que hacemos con los 20.000-30.000 politicos que nos sobran a todos los niveles y que solo saben eso, ser politicos?

    Es como en España con las diputaciones. Casi todo el mundo entendido confirma que no sirven para nada mas que para robar, pero que hacemos con esos miles de pobres politicos de carrerra que no saben ni el precio del cafe pq se lo trae la secre… (o el senado…)

    En fin, tristeza.

  3. Pues yo no lo veo tan mal, es más, me parece incluso bien el cambio y me gustaría que no se quedase sólo en los libros y lo hagan en todo lo que se venda on line (si es que la medida no lo abarca).
    Y tengo varias razones, la primera es que me gusta que se queden en mi país los impuestos de las cosas que compro, ya sea de forma física como on line. Además, estableciendo un 3% de impuestos es una ventaja competitiva enorme en comparación con el 21% que tienen que poner los comerciantes de aquí que, a mi juicio, es inaceptable.
    Otra cosa es que no me mola enterarme (que no lo sabía hasta ahora) que en EEUU, no sólo es más barato los iBooks que se venden por medio de Apple, sino que encima pagamos menos impuestos.

    Estoy a favor de que se tribute en España, pero no de que por un libro se pague un 21% de IVA ni de que, por ley, hasta pasados unos años (creo que 5) desde la última edición no se puedan hacer ofertas superiores al 5%. Eso sí que me toca la moral.

    Otro tema sería el de armonizar los impuestos a nivel europeo, ya que ni en EEUU los tienen armonizados entre los distintos estados. Sería un tema a debatir.

Deja un comentario