Yo te di mi pasta: Saver

Captura de Saver mostrando las subcategorías de la categoría de gastos iTunes

Mucho antes de lo deseado vuelto a traer aquí esta serie de artículos dedicados a apps que me han decepcionado como cliente. En este caso tenemos una nueva víctima del síndrome iPhone 5, es decir, como la pantalla es más grande, ahí te quedas.

Desgraciadamente para mí se trata de otra de las apps que uso a diario, en este caso Saver, una app muy sencilla y vistosa para introducir nuestros gastos. Nada de saldos, ni de cuentas, ni de transferencias… nada, sólo los gastos.

A mediados de 2011, Saver se ganó un puesto en el olimpo de las apps al obtener fantásticas críticas por su pulida interfaz. Es una de esas aplicaciones muy funcionales que además consiguen entrar por los ojos. Asimismo, en varias ocasiones ha sido destacada por Apple en la App Store. En este mes de abril yo mismo escribí sobre ella.

La aplicación lleva sin actualizarse desde el 23 de febrero de 2012 sin ser necesario tampoco. Funciona bien y al partir de un precepto tan básico, aparte de la adaptación a la nueva resolución, pocas mejoras podrían ser demandadas en el día a día, más allá de una versión para iPad con sincronización vía iCloud o vía sus propios servidores, que ya se usan para hacer backups automáticas de tus datos.

Saver es la obra de un único programador, por lo cual cierta misericordia podría ser tenida en cuenta, pero entiendo que ha pasado demasiado tiempo y que las promesas de un Saver 2.0 para el próximo año no son suficientes para una app que cuesta 4,49 €. Esa teórica versión 2.0 tendría soporte para iPhone 5 y iPad y no sé cuántas maravillas más; por twitter dice que espera poder sacarla el próximo año, pero por email afirma no poder concretar un plazo. Jobs proveerá.

2 ideas sobre “Yo te di mi pasta: Saver”

Los comentarios están cerrados.