Yo te di mi pasta: Saver

Captura de Saver mostrando las subcategorías de la categoría de gastos iTunes

Mucho antes de lo deseado vuelto a traer aquí esta serie de artículos dedicados a apps que me han decepcionado como cliente. En este caso tenemos una nueva víctima del síndrome iPhone 5, es decir, como la pantalla es más grande, ahí te quedas.

Desgraciadamente para mí se trata de otra de las apps que uso a diario, en este caso Saver, una app muy sencilla y vistosa para introducir nuestros gastos. Nada de saldos, ni de cuentas, ni de transferencias… nada, sólo los gastos.

A mediados de 2011, Saver se ganó un puesto en el olimpo de las apps al obtener fantásticas críticas por su pulida interfaz. Es una de esas aplicaciones muy funcionales que además consiguen entrar por los ojos. Asimismo, en varias ocasiones ha sido destacada por Apple en la App Store. En este mes de abril yo mismo escribí sobre ella.

La aplicación lleva sin actualizarse desde el 23 de febrero de 2012 sin ser necesario tampoco. Funciona bien y al partir de un precepto tan básico, aparte de la adaptación a la nueva resolución, pocas mejoras podrían ser demandadas en el día a día, más allá de una versión para iPad con sincronización vía iCloud o vía sus propios servidores, que ya se usan para hacer backups automáticas de tus datos.

Saver es la obra de un único programador, por lo cual cierta misericordia podría ser tenida en cuenta, pero entiendo que ha pasado demasiado tiempo y que las promesas de un Saver 2.0 para el próximo año no son suficientes para una app que cuesta 4,49 €. Esa teórica versión 2.0 tendría soporte para iPhone 5 y iPad y no sé cuántas maravillas más; por twitter dice que espera poder sacarla el próximo año, pero por email afirma no poder concretar un plazo. Jobs proveerá.

Yo te di mi pasta: Dialvetica Contacts

Captura de la app Dialvetica, mostrando una lista de contactos y un teclado

Lamentablemente vuelvo a retomar esta tristemente conocida serie de artículos sobre apps de pago que han traicionado mi confianza como usuario. En este caso vamos a tratar una app con el síndrome iPhone 5, es decir, como la pantalla es ahora más larga, ahí os quedáis.

Para mí, Dialvetica Contacts es una app de uso diario. Es lo que podríamos llamar un dialer, una aplicación diseñada para de una manera rápida, con el menor número de taps posibles, llamar a un contacto o mandarle un iMessage o mandarle un email. Estas dos últimas funciones son las que hacen que tenga sentido que ésta sea una app universal, tanto para iPhone como para iPad.

En el teclado que veis en la captura empiezas a poner las letras del nombre o apellido del contacto y rápidamente te aparecen las opciones en pantalla. Además aprende: si cada vez que pones las letras p-a acabas llamando al mismo Paco, éste saldrá siempre el primero en la lista. La lista de contactos que aparece cuando inicias la app se convierte así en una lista de favoritos en tiempo real, donde aparecen siempre aquellos a los que llamas más frecuentemente a través de la app.

Fantástico ¿verdad? Pero como podéis ver en la captura no se han adaptado todavía a la pantalla del iPhone 5. No soy programador pero creo que una app de este estilo no debe costar mucho adaptarla. Les he escrito un email y me dicen que están muy centrados en limpiar de bugs otra app de la casa, Calvetica Calendar, pero que en cuanto puedan se ponen. No me parece serio.

La app sigue funcionando bien aunque lleve casi un año sin actualizar, pero como todas las apps que no se han adaptado a la pantalla del iPhone 5, tengo ahora con ella muchos más errores de teclado que tenía antes, y eso reduce bastante su usabilidad. Y si una app de este estilo pierde su usabilidad ¿qué le queda?

De #Letstimo a #LetsBonusSIresponde en 12 días

El título de este artículo es el de una infografía que han preparado los tíos de LetsBonus y que resume la línea temporal del affaire iPad 2 del pasado mes de enero.

Infografia Ipad2 - LetsBonus
Click para ver más grande

Aparte de esta infografía, la empresa ha preparado una serie de documentación que viene acompañada de una carta del presidente, Miguel Vicente. Las intenciones de la compañía con este nuevo esfuerzo de comunicación son claras:

Ha sido tan importante para nosotros que deseamos compartirlo con nuestros clientes, con los comunicadores de la red y con los académicos de los estudios empresariales, convencidos que también otros pueden sacar provecho de nuestros errores y aciertos.

Por todo ello, hemos redactado todo lo sucedido, la historia de todo lo que aprendimos, con nuestros fallos y el contexto singular de aquella fechas navideñas. El resultado es el documento que te adjunto, que a pesar de sus libertades narrativas creemos que expone el asunto de un modo claro y atractivo.

Los dos documentos que acompaña a la infografía son exhaustivos en datos y en manifestar el punto de vista de la empresa sobre el suceso. Me llama la atención la capacidad de autocrítica de LetsBonus en este asunto; bien es cierto que como han salido victoriosos del entuerto la autocrítica podría parecer fácil, pero precisamente por este motivo sería más fácil aún insistir ahora en que todo se hizo bien desde el principio.

En su momento se habló de que este incidente era un duro golpe a la credibilidad del comercio electrónico en España, sin embargo opiné en su momento y sigo opinando ahora que la contundente respuesta de LetsBonus les permitió controlar la situación y salir reforzados del asunto.

Como quizá sepáis, hace poco he vendido mi iPad 2, precisamente ese que compré a LetsBonus (no he sabido resistirme al influjo de la retina display) Todo el mundo que me ha preguntado se ha referido a él como “ese iPad que no os iban a dar pero que al final sí os dieron” por lo cual uno podría entender que consta en el saber general el feliz desenlace del problema. Pero para más pruebas, buscad en Google “LetsBonus iPad 2” y encontraréis en las primeras posiciones una serie de artículos (2 míos 😉 ) que sin lugar a dudas consiguen contar toda la historia a base de titulares de manera que el que está buscando consigue llegar a saber que sí, que al final LetsBonus cumplió.

Precisamente, uno de los documentos de LetsBonus (que supongo publicarán en su blog en unos días) finaliza diciendo así:

Letsbonus para siempre incorpora un lema imborrable: si tu misión es cumplir, no debes hacer otra cosa que cumplir. Cumple. Los clientes ya se encargarán de contarlo. Hay que centrar todo el esfuerzo en ese único objetivo porque cumplir con los clientes es la única salida. 

 

Yo te di mi pasta: el iPad 2 de LetsBonus

Finalmente los peores augurios se confirmaron y LetsBonus ha dejado en la estacada a los 1.500 compradores de su oferta del iPad 2. Vamos a hacer una disección de los hechos, concluyendo con mi opinión personal al respecto.

Los hechos

El pasado 21 de diciembre a través de su boletín en email LetsBonus hacía pública su oferta de un iPad 2 blanco de 64 Gb WiFi+3G por 499 €, suponiendo un increíble ahorro de 300 € respecto al precio oficial. Yo hace tiempo que me borré de sus emails pero un amable lector puso en mi conocimiento la oferta cerca de la 1 AM. En pocos minutos tenía el iPad 2 comprado, el importe cargado en mi cuenta y una factura en mi buzón de email.

Después del subidón de adrenalina vino la reflexión. ¿Cómo será posible este descuento? ¿De dónde habrán sacado los iPads? De Apple no, seguro. Pensé que podría ser algún distribuidor en quiebra que tenía que dar salida a un pequeño stock de iPads al precio que fuera. En aquel momento no se había hecho público el dato de que eran 1.500 los iPads 2 a la venta.

Mi buen amigo @ruimonte me mandó una serie de iMessages a las 7:30 AM; la oferta le parecía inconcedible pero a la vez irresistible. Le comenté que LetsBonus es una empresa grande, seria, muy conocida, y parte de un grupo empresarial en USA que seguramente este año salga a bolsa. Entre una cosa y otra, se animó y compró el suyo. Pocas horas después la oferta se agotaba.

Todos los compradores hicimos cuentas: 12 días hábiles de plazo daban el 9 de enero como fecha tope para recibir el iPad. Pero… ¿12 días hábiles? ¿Es que lo van repartiendo en bicicleta? ¿Será posible que no me llegue antes de Reyes?

Algunas publicaciones especializadas se hicieron eco de la “gesta” de LetsBonus, publicando lo que seguramente sería una nota de prensa emitida por la propia empresa; lo podéis leer en Dirigente Digital y también en ecommerce.etc.

Con el nuevo año llegaron también los nervios. En algunos foros como forocoches.com o gsmspain.com se habían creado hilos al respecto de esta oferta, donde los compradores comentaban los accesorios que ya habían comprado y a qué precio habían vendido sus iPads 1. En estos hilos empezaron a cuestionarse la operación en su totalidad, desde el precio de los iPads 2 hasta la extrañeza de que nadie hubiera recibido ninguno todavía (aparte de algunos evidentes infiltrados de LetsBonus).

Para calmar los ánimos, LetsBonus publicó el 3 de enero una nota en sus páginas de Facebook. En dicha nota se reiteraba en las condiciones de venta pactadas y terminaba con una concluyente afirmación:

Estas condiciones implican que la entrega se realizará en los 12 días hábiles a la compra a todas las personas que compraron los IPAD2 a través de LetsBonus, aunque estamos intentando que lo tengáis antes de plazo.
Que sepamos nadie ha recibido el Ipad aún, la empresa que lo reparte es Nacex, y de verdad quedaros tranquilos que los 1500 Ipad2 existen!!!! 🙂

Muchos clientes, entre los que me encuentro, se sintieron tranquilizados por la nota, aunque en los foros antes mencionados continuaban las investigaciones que hacían tambalearse la credibilidad de la operación. Al parecer el proveedor de los iPads 2 era una empresa llamada Tavernier Trader, S.L., conocida en este mundillo por protagonizar en noviembre una oferta-fiasco de iPhones 4S en este caso a través de Groupon. Cualquiera que leyera este hilo en Foro iPhone ya podía imaginar cómo acabaría esto del iPad 2.

Algunos foreros con conocimientos de logística comentaron que era imposible que 1.500 iPads pudieran ser entregados en plazo si Nacex no disponía de ellos el 4 o el 5 de enero como muy tarde. Y Nacex no sabía nada de nada de todo esto. LetsBonus mientras seguía viviendo su propia fantasía y llegaban a comentar por teléfono a algunos clientes que tenían los iPads y estaban preparando el envío.

Tanto en los foros citados como en Facebook la cosa se iba calentando y LetsBonus publicó el 5 de enero dos notas consecutivas en Facebook, también enviadas por email a los compradores:

Actualización de nota: Jueves 5 Enero 2012. 11.15h:
Para las personas que están esperando recibir un sms de la empresa logística recordaros que estamos dentro de plazo y todo sigue su curso normal. Por favor, estamos trabajando para que se os entregue el pedido cuánto antes y sin problemas. Gracias por vuestra paciencia y comprensión.

Actualización de nota: Jueves 5 Enero 2012
Os comunicamos que desde LetsBonus estamos trabajando para que se sigan entregando los Ipad2 con la máxima celeridad posible a partir del lunes.En cualquier caso, como siempre, LetsBonus te ofrece absoluta garantía en tus compras. Tal y como establecen nuestros términos de uso, te recordamos que en puedes solicitar la devolución de tus compras cuando quieras y hasta siete días después de la entrega del producto en caso de no estar satisfecho.

El efecto fue completamente el contrario al deseado, como cuando un equipo de fútbol confirma en su cargo al entrenador. La alusión a los términos de uso y a la devolución de la compra fueron la señal que hicieron a los foros convertir en privados los hilos al respecto, para empezar a orquestar medidas colectivas lejos de ojos indiscretos, dejándonos a algunos usuarios no registrados fuera del debate 🙁 . Especialmente llamativa resultaba la frase “que se sigan entregando los Ipad2” dado que no se conocía a nadie que lo hubiera recibido, salvo algunos usuarios que tras una investigación resultaron ser trabajadores de LetsBonus o familiares de estos.

El día 9 amaneció con un indudable aroma a tragedia. Nacex seguía sin tener envíos a nombre de los compradores en las distintas ciudades y LetsBonus permanecía en un absoluto silencio. Por teléfono llegaban confusas noticias: a las 14 horas recibiréis un email, a las 18 horas empezaremos a enviar SMS con números de envío, a las 18 horas recibiréis un email… Todo muy extraño.

Cerca de las 15 horas la tragedia se consumó con la publicación de nuevas notas en Facebook que también se enviaron por email:

Actualización de nota: Lunes 9 de Enero 2012
Hola chicos, sentimos mucho las molestias que os ha ocasionado el email recibido, no tenemos garantia de una fecha concreta para los pedidos pendientes del Ipad 2, con lo que ante la imposibilidad de dar el servicio pactado en la oferta que publicamos, estamos procediendo a la devolución del importe abonado lo antes posible para que nadie pierda su dinero. Después de más de dos años online, en 2011 hemos publicado con éxito más de 43.000 planes, enviado casi 4.000.000 de tickets, y entregado más de 150.000 productos, así que esperamos que sigáis confiando en nosotros a pesar de este hecho completamente aislado y ajeno al funcionamiento y la voluntad de LetsBonus.
Actualización de notas: Lunes 9 Enero 2012
Compartimos completamente vuestra frustración y la hacemos nuestra. Os aseguramos que tomaremos todas las medidas legales en nuestras manos contra el proveedor de la campaña del Ipad 2 por no cumplir con los compromisos pactados. Queremos dejar muy claro que LetsBonus no ha tenido ningún tipo de beneficio con esta campaña, y es más, evidentemente no hemos recibido ningún interés con este dinero. Como solidaridad por la frustración generada a nuestros clientes, además de la devolución del dinero, hemos distribuido un cheque regalo a todos los usuarios afectados por importe del 10% de la campaña que asumirá en pérdidas LetsBonus.
Así queremos dejar claro que los usuarios de LetsBonus no salen económicamente perjudicados por esta campaña, más allá de la frustración generada, ni LetsBonus saca ningún tipo de beneficio de la misma.

A partir de ahí todo el mundo dio rienda suelta a sus sentimientos, multiplicándose los comentarios en Facebook, no solo en hilo sobre el iPad 2, sino en cada oferta publicada por LetsBonus en cada una de sus páginas. Llega a ser incluso cómico ver cómo tras el anuncio de un masaje a bajo precio le siguen varios comentarios reclamando el iPad 2. Resulta más que curioso que el día 5 todo siga su curso normal y nos llamen a la calma y sin embargo el día 9 se den cuenta de pronto que el proveedor ha fallado y que va a ser completamente imposible tener los iPads en un plazo razonable.

Mi opinión

La actuación de LetsBonus en todo esto ha sido despreciable, jalonada de mentiras y constitutiva a mi juicio del delito de apropiación indebida de 748.500 € de 1.500 compradores durante 20 días naturales. Asimismo, digan lo que digan sus condiciones particulares de venta, según el Código Civil, LetsBonus no puede desistir unilateralmente del contrato de compra-venta que tiene con cada uno de sus clientes, aunque haya devuelto el dinero a la velocidad del rayo (a las 16 horas ya tenía el dinero en mi cuenta de vuelta).

El cheque regalo que dicen que nos dan era en realidad una maldita basura. Consistía en un crédito de 50 € que ya ha aparecido en mi cuenta de LetsBonus y que tenía UN MES para gastar en tramos de 5 €, es decir, tengo que hacer 10 compras a LetsBonus en el plazo de un mes para poder aprovecharlo. Sin embargo esta misma mañana han debido pensárselo mejor y han aumentado el importe a 150 € y retirado todas las restricciones de uso, según nos informan por email (aunque en la web sigue poniendo que sólo puedes usar 5 € por compra). Han debido sentir el aliento de decenas de abogados en sus nucas pero eso no ha calmado ni mucho menos las reclamaciones y quejas de la gente en Facebook, tanto en la nota original como en la nueva.

Mi teoría favorita es la de la conspiración. Según esta teoría LetsBonus sabría desde el principio que la operación no podría materializarse pero aun así lanzaron la campaña para hacerse con 750.000 € y maquillar de alguna manera contablemente el resultado de su ejercicio (?), todo ello mezclado con su salida a bolsa y con una subvención de 500.000 € recibida del Ministerio de Industria (mientras sufrimos recortes en Educación y Sanidad). ¡No me digáis que no es digno de una novela de Ken Follet o John Grisham!

El caos contable creado también puede tener su miga. Todos tenemos nuestra factura del pago pero nadie ha recibido la factura de abono de la devolución. Si esa factura existe debería tener fecha de 9 de enero, lo cual significa que LetsBonus debería ingresar el IVA total de la operación a Hacienda (114.177,97 €) antes del 20 de enero, y recuperarlo por compensación en el primer trimestre de 2012. Si dicha factura no existe y simplemente han “borrado” la factura inicial, tengo mucho interés como contable en saber cómo van a justificar el movimiento de efectivo (¿fianzas constituidas a largo plazo?) ya que el cambio de ejercicio a mitad de la operación añade no pocas complicaciones. En cualquier caso, creo que cualquier comprador con su factura en la mano y un extracto de su banco podría dirigirse a la Inspección de Hacienda más próxima para comentar la jugada con su inspector de Hacienda favorito. Yo voy a reclamarles mi factura de abono y si no me la facilitan con fecha de enero me iré a Hacienda.

En cualquier caso, la actuación final de LetsBonus ha sido la única salida posible, la única salida posible para salvarse ellos, claro, no para velar por sus clientes. La devolución forzosa de los importes cobrados es ilegal pero seguramente recuperar ese dinero calme los ánimos de mucha gente. El crédito limitado de 50 € luego elevado a 150 € sin restricciones también será suficiente para un grupo más grande de clientes indignados, que aprovecharán el importe realizando alguna compra que incluso quizá reciban y se olvidarán de todo esto. Por otro lado, aunque cualquier acción judicial contra LetsBonus por este asunto tiene todas las de ganar, es necesario un desembolso inicial para abogado y procurador que excede del importe del propio iPad 2, por lo cual otro gran grupo de usuarios desistirá del tema. Para terminar, en este mundo en el que vivimos la memoria es endeble y el ser humano voluble; seguro que LetsBonus ha seguido y seguirá vendiendo un montón de masajes, cortes de pelo, viajes y pequeños electrodomésticos, y que este fiasco monumental que podría considerarse la mayor estafa del comercio electrónico en España hasta la fecha, se perderá en la noche de los tiempos sin consecuencias reales para LetsBonus y sin una sola sentencia judicial o administrativa en su contra. Hay que reconocer que los asesores legales de LetsBonus son una buena panda de comadrejas, pero unas comadrejas muy listas, a fin de cuentas.

En alguno de los más de 250 comentarios que hay en Facebook se proporcionan enlaces para hacer denuncias online. Yo he puesto un par pero de momento, hasta saber algo de acciones judiciales colectivas, descarto iniciar acciones judiciales particulares contra LetsBonus. De momento, me conformo con terminar este extenso artículo diciendo que considero que los de LetsBonus se han portado como unos auténticos malnacidos y que para mí y para mucha gente, su credibilidad como empresa ha desaparecido por completo. También quiero aprovechar para enviar un cariñoso saludo a Miguel Vicente, su presidente y fundador, al cual podréis escuchar esta tarde a las 19:30 horas en el Hyde Club de Barcelona, como ponente del First Tuesday, hablando seguramente de los maravillosos números de LetsBonus en el pasado año. Os dejo también con su último tweet de 2011, que algunos considerarán cargado de una deliciosa ironía, sobre todo al estar publicado en el Día de los Santos Inocentes.

 

Actualización: vía Twitter me confirma LetsBonus que los 150 € de crédito no tienen ningún tipo de restricción para su empleo.

 

Yo te di mi pasta: Things

Se acabó. Esto es más de lo que uno puede soportar. Hace poco más de un mes inauguraba una sección de candidatos a Yo te di mi pasta y precisamente lo hacía con Things. Se trata de una aplicación maravillosa, casi perfecta para lo que es, la pura materialización de la teoría GTD de productividad personal. Sin embargo a estas alturas de 2011 siguen dormidos en los laureles con la sincronización en la nube y por eso finalmente merecen que les diga con amargura: “Yo te di mi pasta”.

Continue reading “Yo te di mi pasta: Things”

Candidato a “Yo te di mi pasta”: Things

Hay cosas que se ven venir de lejos y luego no quiero que se me tache de oportunista, así que en vez de guardarme mis pensamientos para mí, vamos a abrir esta sección de candidatos a “Yo te di mi pasta”, para ir viendo quién se lo gana a pulso. Empezamos con Things.

Candidato: Things
Descripción: aplicación de productividad basada en el método GTD.
Precio: Versión Mac 49,95 €, versión iPhone 7,99 €, versión iPad 17,99 €.
Acusación: AÑOS esperando un sistema de sincronización en la nube entre las distintas versiones del programa.
Agravantes: una serie de artículos en el blog de Cultured Code en los que parecen decir que todos los sistemas que otros programas usan para sincronizar en la nube son una basura (Remember the milk, Evernote, 1Password…) y que sólo ellos están en el camino verdadero y haciendo la Octava Maravilla del mundo tecnológico.
Atenuantes: si es cierto como dicen en su segundo artículo, que el nuevo sistema puede permitir trabajo colaborativo en la nube y enviar tareas y proyectos a otros usuarios, quizá haya merecido la pena esperar.
Antecedentes: Things para iPhone 1.0 NO SINCRONIZABA CON LA VERSIÓN DE MAC y así estuvo durante un mes, hasta que sacaron la versión 1.1. Querían tener la app lista para el lanzamiento de la App Store y no les dio tiempo a implementar la sincronización en la primera versión.
Veredicto: pendiente de ver qué dicen en el tercer artículo de su blog sobre el tema.

Yo te di mi pasta: Camera+ para iPhone

Desde que Apple abriera al mundo su App Store muchos han sido los audaces programadores y visionarias empresas que se han llenado los bolsillos legítimamente vendiendo sus aplicaciones en dicha tienda. Aplicaciones por lo general originales, en la idea o en el planteamiento, con estupendas interfaces y a precios habitualmente no superiores a 3 €

Una de esas aplicaciones fue Camera+ de taptaptap, ni más ni menos que “The ultimate photo app” como ellos lo anunciaban y como los usuarios lo vimos, no obstante obtuvo unas ventas alucinantes… hasta que desapareció del App Store dejándonos a los clientes compuestos y sin más actualizaciones. ¿Quieres saber por qué? Pues sigue leyendo.

Continue reading “Yo te di mi pasta: Camera+ para iPhone”

Yo te di mi pasta: My Football

Retomamos la aclamada serie de artículos “Yo te di mi pasta” dedicada a aquellas aplicaciones que nos han decepcionado o dejado en la estacada. En este caso hablaremos de My Football para iPhone. He de decir que he dudado mucho sobre si traer o no esta aplicación aquí; lo que unos consideran una especie de estafa otros pueden considerarlo un modelo de negocio. Y digo esto porque My Football My y My Football Pro My son aplicaciones que caducan.
Continue reading “Yo te di mi pasta: My Football”

Yo te di mi pasta: aplicaciones Google Reader para el iPhone

En esta nueva entrega de nuestra apasionante serie “Yo te di mi pasta” traemos a nuestro punto de mira no una sino DOS aplicaciones para el iPhone. Ambas aplicaciones prometen lo mismo, leer de una manera más eficiente tus suscripciones RSS en Google Reader. ¿Cumplen lo que prometen? Veamos.

Byline fue la primera en aparecer. La compré en su versión 2.0.1 el 7 de diciembre de 2008 por el nada módico precio de 4,99 $ en la iTunes USA. Aproximadamente por el 24 de diciembre la volví a comprar por error en iTunes España por 3,99 €; ya he comentado en el blog esta estupidez mía. La confusión vino porque salió la 2.0.2 y sin darme cuenta de lo que hacía la descargué directamente desde la cuenta equivocada. En cualquier caso, y dejando aparte el hecho de que la he comprado dos veces, desde el 10 de diciembre de 2008 (más de dos meses) Byline no ha sufrido actualización y alguna, y tiene cosas que actualizar, ya lo creo. Para empezar, Byline te permite leer tus feeds agrupados en carpetas, así que si tienes alguno suelto no te lo muestra, sino que va al pozo sin fondo de “New Items”. Las noticias compartidas por tus contactos las mete también en la sección “New Items” sin permitirte diferenciarlas de tus suscripciones. Dentro de las carpetas, tampoco te deja seleccionar un feed en concreto, tienes que leer todas las noticias de todos los feeds a los que estés suscrito. Por último, es realmente lento a la hora de descargar las noticias y el número de noticias pendientes que aparece en el icono de la aplicación no es todo lo fiel que debiera y en muchas ocasiones se queda colgado en un número, obligándote a reinstalar la aplicación si deseas que recupere su funcionalidad.

Los foros de Byline tiene cierta actividad y lo bueno es que los programadores no están desaparecidos, sino que responden con frecuencia y han prometido una actualización muy importante para marzo. Veremos.

Feeds

El segundo caso es Feeds, un programa que venía a cubrir los defectos de Byline y que, como otras aplicaciones, viene de los tiempos en los que el jailbreak era la única opción para tener aplicaciones en un iPhone. Lo compré en su versión 1.11 por 2,39 € el 4 de febrero de 2009. En principio se mostraba mucho más rápido y te permitía tratar tus feeds individualmente, así como suscribirte y cancelar tus suscripciones, cosa que no permite Byline. Sin embargo no es tan rápido (ni mucho menos) como dicen, muestra gran confusión a la hora de tratar noticias leídas y no leídas (te dice que hay una y luego hay cinco), y no es apenas configurable en sus comportamientos. Por si fuera poco, el programa es inestable y no termina de sincronizar bien los elementos leídos, con lo cual muchas veces te los encuentras otra vez en Google Reader.

El blog de Feeds también es muy activo y hace poco que prometieron una versión 1.32 que solucione todos estos males. Sin embargo la postura del programador es muy hostil hacia modos de leer noticias que no concuerden con su propio estilo de hacerlo, como por ejemplo leer las noticias de la más antigua a la más reciente.

Estas dos aplicaciones pueden parecer un caso un poco extremo de “Yo te di mi pasta” pero la realidad es que los bugs que presentan las hacen en cierto modo inusables en algunos aspectos importantes de sus características y quizá sus programadores deberían haber reaccionado más rápido, máxime cuando las aplicaciones para iPhone suelen tener un ritmo de actualización mucho mayor que las de Mac OS X.

Yo te di mi pasta: Bookit

Iniciamos una serie de artículos dedicados a aquellas aplicaciones de pago que han dejado a sus usuarios más colgados que una percha. No necesariamente vamos a hablar de aplicaciones que han desaparecido, sino también de otras que se han “atascado” y llevan tiempo sin sacar actualizaciones ni incluir aquella característica tan interesante que siempre prometieron. En algunas ocasiones, ofreceré “sustitutos” ya sean gratuitos o también de pago. Vamos a empezar por Bookit.

PdvmL

Bookit es un programa que sirve para mantener sincronizados los favoritos de todos los navegadores instalados en tu Mac. Yo he usado siempre Safari o Firefox, según épocas, dando primacía a uno en un 75% de los casos respecto a otro; por ello me interesaba tener siempre mis favoritos sincronizados. Compré Bookit por 12$. El programa mantiene una especie de “lista sagrada” de favoritos y los va actualizando con los que encuentra en uno y otro navegador, actualizando al tiempo dichos navegadores. Este proceso no es automático ni mucho menos; hay que ejecutar la aplicación y seguir unos pasos que son de todo menos intuitivos 🙁

El 4 de octubre de 2008 Bookit sacó su última versión, la 3.7.5; tres meses antes, el 17 de junio, salía la versión 3 de Firefox, con la cual Bookit 3.7.5 extrañamente no era compatible, una situación que supusimos temporal a juzgar por el siguiente anuncio que todavía hoy se puede leer en su web:

everyday software : bookit

Sin embargo a fecha de hoy Bookit se mantiene en dicha versión 3.7.5 manteniendo su incompatibilidad con Firefox 3. En su blog se comenta algo sobre el tema pero es evidente que los usuarios han tirado la toalla y han dejado de escribir comentarios reclamando la actualización.

El formato de favoritos en Firefox 3 no debe ser una cosa tremendamente complicada, porque al poco de salir las distintas extensiones existentes para Firefox que manejan favoritos ya estaban actualizadas y funcionando. Si estáis interesados en tener sincronizados los favoritos entre Safari y Firefox, la opción más interesante es Foxmarks, que es la que yo estoy usando.

Foxmarks hace como 1000 veces más que Bookit y es gratuito. La sincronización con Safari es relativamente nueva; yo estuve apuntado a la beta pero la “exclusividad” me duró apenas unos días. Además no sólo sirve para un equipo sino que puedes instalarlo en varios y mantenerlos sincronizados. Yo actualmente lo uso para sincronizar Safari y Firefox en y entre mi iMac y mi MacBook Air, así como con el Firefox del PC del trabajo. Es muy completo es sus opciones para solucionar incoherencias de sincronización, permite acceder online a tus favoritos y además la versión para Firefox también sincroniza contraseñas.

Y todo eso gratis.